El Intendente Nicolás Olivera encabezó las honras fúnebres tributadas al ex Intendente, legislador y ministro Jorge Larrañaga

El Intendente Departamental, Dr. Nicolás Olivera, participó este lunes 24 de mayo en las honras fúnebres que se tributaron al ex Intendente, legislador y ministro Jorge Larrañaga, fallecido este 22 de mayo. Desde la llegada de los restos a Paysandú, registrada en la víspera, Olivera acompañó a los familiares y amigos del histórico dirigente, en tanto en la presente jornada encabezó un homenaje en las afueras del Palacio Municipal para luego asistir al sepelio en el Cementerio Central, donde también estuvo presente el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou.

Homenaje en la puerta del Palacio Municipal

Tras las exequias celebradas el domingo en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, los restos de Larrañaga fueron trasladados en la pasada jornada a Paysandú y velados hasta la mañana de hoy en las instalaciones de la empresa fúnebre ubicada en el cruce de las calles 25 de Mayo y José Pedro Varela, desde donde, próximo a las 10 de la mañana, partió el cortejo hacia el Cementerio Central.

Alrededor de las 10:40, en la esquina de Zorrilla de San Martín y Sarandí, el Intendente Departamental, junto a varios exintendentes, encabezó una emotiva instancia de homenaje.

La breve ceremonia, celebrada frente al Palacio Municipal, contó con la participación de los exintendentes Walter Belvisi, Álvaro Lamas, Julio Pintos, Bertil Bentos y Guillermo Caraballo, así como del secretario general de la Intendencia, Fermín Farinha; dirigentes políticos de varios partidos, autoridades departamentales, nacionales y público que espontáneamente fue sumándose al cortejo que durante todo el trayecto fue escoltado por efectivos de la Guardia de Coraceros y por jinetes de todo el país que llegaron a Paysandú para rendir un último homenaje al líder político y secretario de Estado.

Olivera fue el primero en salir al encuentro del cortejo y acercarse al féretro para cubrirlo con una Bandera de Paysandú y depositar una ofrenda de claveles blancos.

Inmediatamente hicieron lo propio los exintendentes, varios dirigentes y personas que durante más de una hora aguardaron el paso de los restos del dirigente nacido el 8 de agosto de 1956.

En ese momento se escucharon aplausos y arengas como “¡Viva Jorge!”, “¡Viva la democracia!”, “¡Viva Paysandú”!

Ya sobre las 11 el cortejo, a paso de hombre, retomó su marcha hacia el norte por Zorrilla de San Martín para luego continuar hacia el este por Leandro Gómez y de esta forma continuar con el recorrido que concluiría próximo al mediodía en las puertas del Cementerio Central, donde se llevó a cabo el sepelio en el panteón de la familia Larrañaga-Ilarraz, ante familiares, allegados y autoridades encabezadas por el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, quien se dirigió directamente a la necrópolis tras arribar al aeropuerto “Tydeo Larre Borges”.

“No sabía de descanso”

En el Cementerio  Central, en una ceremonia reservada para familiares, allegados y autoridades, se tributó el último adiós a quien fuera Intendente de Paysandú en dos oportunidades, senador y finalmente ministro del Interior, cargo que desempeñó hasta el día de su fallecimiento el pasado sábado 22 de mayo.

Allí, el presidente Lacalle Pou resaltó su personalidad, su trayectoria política y el valor agregado que significó haber sido dotado de un cuerpo “lleno de fuerza y de voluntad”, que era capaz de embestir, tropezar y ponerse nuevamente de pie como “si nada hubiera pasado”, ya que “no sabía de descanso”.

“Empieza a descansar hoy, muy antes de lo previsto. Empieza a descansar cuando lo veíamos en su mejor momento”, dijo el Presidente y destacó las dotes humanas de Larrañaga, porque “de nada sirve pasar por este mundo si no dejamos afectos, si no dejamos recuerdos”.

En la ceremonia que antecedió el emplazamiento del féretro en la capilla, también hizo uso de la palabra el hijo del fallecido, Jorge, quien tributó un sentido homenaje a su padre y se comprometió a mantener unida a la familia.

“Este hombre nos inspira”

“Conforme pasan las horas, se va agigantando la figura de alguien que ya trasciende las fronteras de un partido político”, expresó el Intendente Olivera una vez concluido el sepelio.

Destacó la trayectoria política y como servidor público de Larrañaga, quien se desempeñó durante dos periodos como “un gran Intendente” y falleció repentinamente “en su mejor momento”, ejerciendo el cargo de Ministro del Interior.

“En momentos en que hay una crisis de inspiración, este hombre nos inspira”, afirmó y recordó al dirigente como alguien que supo dar el ejemplo en cuanto a sobreponerse a las dificultades.

“Siempre se levantaba; siempre libraba todas las batallas, daba todas las luchas y cuando tenía que elegir entre lo correcto y lo conveniente, elegía lo correcto”, subrayó.

También refirió al legado que, en su rol de Intendente, dejó al pueblo sanducero, mensurable en obras distribuidas por todo el departamento que reflejan su impronta y su compromiso con la descentralización.

Leave A Reply