“Que ningún sanducero tenga problemas de asistencia alimentaria”, expresó el Intendente Olivera al firmar convenios con INDA

La Intendencia Departamental y el Instituto Nacional de Alimentación (INDA), firmaron este 21 de mayo dos convenios que permitirán ampliar y reforzar la asistencia alimentaria que se brinda a sectores vulnerables en el marco de la emergencia sanitaria. Uno de los convenios se traducirá en el reforzamiento del servicio que prestan los comedores municipales y el restante prevé la llegada, entre junio y diciembre, de 24.500 kilos de alimentos secos que la Intendencia asignará a diferentes programas y espacios como los merenderos.

Mayor asistencia alimentaria en el marco de la emergencia sanitaria

La firma de los convenios se llevó a cabo esta mañana en el Salón Rojo con la presencia del Intendente Departamental, Dr. Nicolás Olivera y del director del INDA, Ignacio Elgue, en tanto participaron el secretario general de la Intendencia, Fermín Farinha y la directora de Promoción Social, Guadalupe Caballero, así como Ignacio Ifer, Alejandro Colacce y Gabriela Borja en representación del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

El primero de los convenios involucra al Sistema Nacional de Comedores y prevé el reforzamiento del componente de víveres frescos y del complemento económico, que en el caso de Paysandú se verá incrementado en un 53 por ciento.

El segundo, de carácter específico, establece el envío de partidas especiales de alimentos secos en el marco de la pandemia, que reforzarán la asistencia que ya brinda la Intendencia y permitirán fortalecer las prestaciones alimentarias que se ofrecen en espacios como los merenderos.

Estas partidas especiales serán de 3.500 kilos mensuales de alimentos secos, que arribarán entre junio y diciembre hasta totalizar un total de 24.500.

Garantizar la asistencia

Olivera consideró que mantener un estrecho vínculo con el INDA es particularmente necesario y estratégico “en estos momentos”, dado que la pandemia “ha tenido múltiples repercusiones” en lo laboral, lo social y lo cultural, así como en otras muchas áreas.

Recordó que tanto el Gobierno Nacional como el Departamental han prestado particular atención a la cuestión alimentaria relacionada a la crisis sanitaria, garantizando la asistencia “a cada uruguayo que la necesite”.

“Se va a garantizar la asistencia alimentaria de cada uruguayo que lo precise”, subrayó.

Al comenzar el presente periodo, la Intendencia atendía diariamente 940 personas en los comedores municipales, pero esta cifra trepó a más de 1.200 como consecuencia de la pandemia, a lo que debe sumarse la asistencia alimentaria que se asigna en el interior departamental.

Olivera aseguró que los índices de pobreza en el departamento son cuestiones que “preocupan y ocupan” al Gobierno Departamental y por ende las partidas especiales de alimentos secos que transferirá INDA hasta el mes de diciembre serán muy útiles para cumplir con el objetivo de multiplicar y fortalecer el rol de la Intendencia en el territorio, llegando con asistencia alimentaria a más personas.

Esta partida adicional –agregó Olivera- “podrá tener múltiples usos”, como incrementar la asistencia que se brinda a los diferentes merenderos, dado que la premisa fundamental es que “ningún sanducero tenga problemas de asistencia alimentaria” o enfrente obstáculos burocráticos para acceder a lo que le corresponde.

Elgue por su parte, explicó que estas partidas especiales se entregan directamente a las Intendencias tomando en consideración que éstas, en base a un mayor conocimiento del territorio, “pueden articular de mejor forma” para que “estos alimentos lleguen a los más vulnerables”.

“Estos dos convenios apuntan a esa población que tiene la seguridad alimentaria incompleta y por sobre todo a los más vulnerables”, afirmó y garantizó que todas las donaciones que reciba el INDA se canalizarán a través de las intendencias.

Leave A Reply