convenio firma 001Convenio laboral IDP - ADEYOM

El Secretario General, Mario Díaz, en diálogo con la Secretaría de Comunicación señaló aspectos trascendentes del convenio suscrito entre el Ejecutivo Departamental y la Asociación De Empleados Y Obreros Municipales (ADEYOM).

“En primer lugar es cumplir un compromiso asumido ante la población en la campaña electoral. Durante la misma, el actual Intendente Guillermo Caraballo habló de la necesidad de instaurar en la Intendencia de Paysandú la negociación colectiva. Concibiendo ésta como un proceso en el cual participe el Gobierno Departamental, el sindicato de los trabajadores y también el Ministerio de Trabajo, lo que para nosotros es fundamental”.

Si bien el Ministerio no ha estado presente en toda la negociación, siguió su desarrollo y el propio Intendente les comunicó los alcances y resultados finales de lo que se suscribió. Recordó Díaz que se impulsan una de las políticas centrales del Gobierno Nacional que implica establecer para todos los Gobiernos Departamentales la negociación colectiva como mecanismo que permita relaciones laborales acordes a la realidad.

Un acuerdo para todo el período

El convenio firmado abarca el este período de gobierno y culminará en junio de 2020. Esto garantiza el mantenimiento de la actual relación laboral, permite trabajar a la administración con cierta tranquilidad en la medida que existe un escenario preestablecido sobre cuál será la forma y los mecanismos de actualización de las retribuciones salariales durante todo el período.

La firma del acuerdo permite también planificar y estructurar el Presupuesto sabiendo de antemano cuál será la realidad durante el quinquenio.

Reducción del impacto de recursos humanos

“Desde el punto de vista financiero, para nosotros era muy importante cumplir con dos objetivos. Primero mejorar la situación de los trabajadores, esto significa que haya un estímulo, un reconocimiento, una motivación a la labor del funcionario municipal y segundo que esto no llevara a impactar en el desarrollo de obras y se puedan llevar adelante inversiones que la población está demandando. El convenio logra ese equilibrio, estamos previendo que los recursos humanos a lo largo del período de Gobierno van a estar representando el entorno del 58% del Presupuesto. Nosotros recibimos la Intendencia donde los recursos humanos significaban el 60%”, señaló el Secretario General.

Este acuerdo permite la reducción en el Presupuesto general de la intendencia, sin ocasionar perjuicio a los trabajadores, sino por el contrario, les significa un incremento sustantivo en su poder adquisitivo al inicio y luego mantenerlo durante los cinco años.

Se garantiza a los funcionarios, cada seis meses, un incremento en base al IPC o sea sobre lo que va a representar la inflación por lo que no bajará el poder adquisitivo de los mismos.

Una política más allá de lo salarial

El convenio abarca varios aspectos de relacionamiento con los trabajadores.

La retribución salarial es uno de los mayores reclamos por parte del gremio de trabajadores. En esta oportunidad, representa además la recomposición de la escala salarial. “Cuando la actual administración se hizo cargo de la Intendencia se encontró con una estructura salarial absolutamente achatada, comprimida, donde las diferencias de sueldos entre los respectivos grados en algunos casos era de 100 pesos y esta era una realidad que había que revertir. En este convenio se establecen las diferencias que deben existir en ese sentido para que el trabajador cuando ingresa a la Intendencia sepa cuál es el escenario posible para su futura carrera funcional. En tal sentido, las recomendaciones las brindó la Oficina de Servicio Civil. La reestructura salarial significa al inicio, un incremento promedio en toda la escala en el poder adquisitivo del orden del 7%”, dijo Díaz.

Otro elemento demandado por los funcionarios y que en la administración anterior no se había considerado es el del retiro incentivado. En este convenio se establece que aquellos trabajadores que estén en situación de jubilarse, perciban durante un período de tiempo una compensación para estimularlos a su jubilación. Hay un horizonte entre 100 y 150 trabajadores municipales que seguramente se acogerán a este beneficio lo que redundará en un alivio en cuanto al peso de los recursos humanos en el presupuesto.

Es para destacar que el acuerdo no se limita solamente a lo salarial, sino que incorpora  la reestructura del escalafón porque el que rige hoy es de la época de los años 90 y no contempla la realidad.

“Aspiramos que en el período podamos culminar el nuevo escalafón y que los funcionarios puedan, a través de concursos, de manera transparente participar y generar ascensos y recomposiciones en el escalafón”, manifestó Díaz.

Estatuto y Comisión de Seguridad

En el acuerdo establecido se incorpora la actualización del Estatuto del Funcionario Municipal que se considera fundamental para regular las relaciones laborales.

Se institucionaliza además la comisión que atienda temas de seguridad laboral, integrada por trabajadores y representantes del Ejecutivo debido a que cuando la actual administración asumió el Gobierno se encontró con situaciones laborales donde los funcionarios corrían riesgos por no estar implementadas normas de seguridad vigentes.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn