plan arbolado 001

La Intendencia denunció la rotura de los árboles que fueron plantados hace pocos días en el área comprendida entre el Parque Guyunusa y el Parque de los niños. El encargado del Plan de la Costa, Daniel Andrusyszyn, afirmó: “después de observar y revisar exhaustivamente de qué manera fueron sistemáticamente quebrados, estamos pensando que se trata de algo premeditado”. Se apelará a las cámaras de seguridad en busca de imágenes que permitan encontrar a los responsables de la acción que se produjo el martes 12 a la noche.

A través de un trabajo coordinado entre el Plan de la Costa de la Dirección de Turismo y Espacios Públicos Integradores del Departamento de Servicios, la Intendencia lleva adelante un plan de recuperación del arbolado en la zona costera que se enmarca en una intervención más extensa que busca incrementar el número de árboles en toda la ciudad.

Cuando transcurren pocos días del comienzo de la tarea, iniciada el 4 de junio, han sido destrozados los ejemplares de flora nativa plantados en el cantero central, desde el parque Guyunusa hasta el Parque de los Niños.

Daniel Andrusyszyn, responsable del Plan de la Costa y que este jueves 14 en nombre de la Intendencia denunció la situación ante la Policía, informó que el martes 12, después de las 18 horas, “tuvimos un ataque sobre los ejemplares” y dijo que “después de observar y revisar exhaustivamente de qué manera fueron sistemáticamente quebrados, estamos pensando que se trata de algo premeditado”, aseveró.

Dijo que el llamado vandalismo “puro y duro” que quiere cortar un árbol lo hace de una determinada manera y además, rompe uno o dos ejemplares y no como este caso donde “las roturas han sido no solamente arriba, en la punta del árbol, sino que debidamente atados a los tutores y protegidos, fueron quebrados en la mitad de la planta”.

Asimismo señaló que los destrozos se realizaron en todo el tramo que va desde el cantero central frente al parque Guyunusa hasta el Parque de los Niños, por lo que considera que fue una acción pensada y mal intencionada.

Andrusyszin dijo que se hizo la denuncia y que se apelará a las imágenes de cámaras existentes en la zona para intentar identificar a quienes realizaron el destrozo.

Los árboles autóctonos y ejemplares de liquidámbar que fueron violentados eran el resultado de más de dos años de trabajo en el Vivero de la Intendencia y en el estado que se encuentran ahora no solamente habrá que esperar un año para que retomen su estado, sino que el ejemplar perderá su fisonomía original creciendo deformado.

“Pasa por la conciencia y la manera de actuar de cada uno, no podemos disponer de un guardia de seguridad por cada árbol o cada banco que nos rompen. Con esta acción hemos perdido tres años de trabajo y pensamos que quien lo hizo no es el vandalismo común sino que fue pensado, con total intencionalidad contra la gestión que se está haciendo”, finalizó expresando el funcionario.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados