leche combustibleLa Intendencia aportó 500.000 pesos en combustible a la Asociación de Productores de Leche de Paysandú (APLP) para afrontar parte de los costos vinculados a la remisión de leche a la empresa Lactalis de Cardona, mientras se aguardan inversores para la industria local PILI. Se trata de una contribución de carácter excepcional que ratifica el compromiso del Gobierno Departamental en la búsqueda de salidas a la difícil situación que atraviesa la industria lechera local, en particular sus trabajadores.

Productores remiten a Cardona

La empresa PILI atraviesa un proceso judicial de concurso y el pasado 28 de noviembre concluyó el llamado a interesados en invertir en esta industria local, sin haberse recibido ofertas.
Concluida esta convocatoria, la empresa pudo cerrar definitivamente sus puertas e ingresar en la etapa de remate de sus instalaciones, pero un esfuerzo de los productores lecheros agremiados en la APLP propició un esquema que posibilita la remisión de leche a una industria de Cardona (Soriano).

“Esto permitió que la empresa no haya cerrado, sino que continúe funcionando, con pocos trabajadores, ya que la mayoría está en el seguro de desempleo”, explicó el Intendente Guillermo Caraballo tras reunirse nuevamente con productores y trabajadores.

La estrategia de los productores permite mantener la operativa y dilatar algunos plazos a la espera de la llegada de algún inversor, dado que en el mes de febrero se restablecen las actividades judiciales.
La Intendencia colabora para abatir sobrecostos

No obstante, esta remisión a Cardona le ha generado importantes costos a la gremial por concepto de flete, por lo cual se generó una nueva instancia con las autoridades departamentales en procura de afrontar esta situación y permitir la sustentabilidad de este esquema, teniendo en cuenta que la Intendencia, particularmente en la figura del Intendente, ha tenido un rol muy activo en la búsqueda de salidas para la situación de la industria láctea local.

En este nuevo ámbito de conversación, del que también participaron los trabajadores agremiados, el Intendente comunicó a los productores la decisión de la Intendencia de realizar una contribución única y excepcional de 500.000 pesos en combustible, para ayudar a reducir los costos asociados al traslado de la leche a la planta de Cardona y de esta forma aportar a la viabilidad de este esquema de funcionamiento.
“Esto no soluciona el problema de fondo, pero la Intendencia ha decidido dar, excepcionalmente, una mano a esta situación para que el emprendimiento continúe funcionando”, afirmó Caraballo.

Asimismo, recordó que la Intendencia “ha participado activamente” en la búsqueda de soluciones para la situación de PILI, en particular de sus trabajadores, y por tanto “tomó esta decisión de apoyar esta situación excepcional” haciéndole un aporte a la gremial de productores, que tiene una trayectoria de 60 años y ha generado esta salida transitoria a la situación.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn