conferencia playasSe trabaja en alternativas

El nivel de evacuación de la Represa de Salto Grande y las previsiones meteorológicas para las próximas semanas, así como el resultado de los análisis realizados en los últimos días, difícilmente permitan la utilización de las playas sanduceras para baños recreativos durante la temporada veraniega. Así lo informaron en conferencia de prensa el director general de Servicios, Marco García y el titular de Turismo, Alejandro Leites.

Si bien la calidad del agua en los balnearios alternativos ubicados en el interior departamental es satisfactoria para baños, la Intendencia advierte que la creciente del río Uruguay también repercute en sus afluentes, cuyos cauces están desbordados y plantean riesgos para los bañistas.

La Intendencia trabaja en alternativas recreativas para la temporada y mejorará el entorno de los denominados balnearios alternativos en el interior departamental.

En primer término, Leites aclaró que el espectáculo montado el pasado fin de semana en el Balneario Municipal no significó la habilitación de las playas de Paysandú para baños recreativos, sino el lanzamiento de la temporada de verano.

“Las playas hoy no están habilitadas. El río está creciendo nuevamente y las aguas no están en condiciones para baños. Recomendamos a la población tener los cuidados correspondientes y no bañarse en las aguas del río Uruguay”, subrayó.

Esta recomendación obedece a la altura que presenta actualmente el río (3,80 metros) y porque se estima que continuará subiendo, lo que supone un grave riesgo para los bañistas.

Ante esta situación –agregó Leites- la Intendencia trabaja en propuestas alternativas y apunta a mejorar el entorno en los denominados balnearios de alternativa, así como de los arroyos que corren junto a los complejos turísticos de Guaviyú y Almirón.

Respecto a facilidades para acceder a Guaviyú y Almirón, adelantó que ya hubo contactos con empresas de transporte de pasajeros para que refuercen y amplíen las frecuencias hacia estos destinos turísticos.

Crecida del río Uruguay y sus afluentes

En poder de datos oficiales proporcionados por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, Marco García confirmó que por estas horas la Represa de Salto Grande evacua 12.000 metros cúbicos por segundo y, frente a las costas de Paysandú, el río Uruguay ya alcanzó los 3,80 metros, en tanto crece a razón de dos centímetros en la hora.

“Las estimaciones indican que el río va a estar llegando a entre 4 y 4,20 metros. Con esa altura, de llegar a concretarse, si bien no vamos a tener personas evacuadas, las playas no van a estar habilitadas para baños recreativos”, afirmó.

Además –agregó- “hay pronósticos de precipitaciones para la cuenca alta del río Uruguay para la próxima semana” y por tanto “el río va a estar manteniéndose en esa altura”.

Asimismo, informó que, de acuerdo a los análisis de agua realizados en las últimas horas, las aguas del río Uruguay no están aptas para baños, situación generada fundamentalmente por la persistente crecida.

En cuanto a la calidad de agua en los balnearios alternativos, como en el arroyo San Francisco (Paso de las Piedras, Paso Guerrero), Valdez (en la zona de Porvenir), así como en los arroyos adyacentes a las termas de Guaviyú y Almirón, indicó que, de acuerdo a los análisis realizados esta semana, es apta para baños, pero advirtió que, al permanecer crecido el río Uruguay, “también crecen los arroyos” y esto constituye un riesgo para los bañistas.

“Sin lugar a dudas, por más que la calidad del agua pueda estar en condiciones, hay que tener mucho cuidado por lo que puedan ser ramas, residuos, restos que hay en la correntada”, puntualizó el titular de Servicios.

Además, adelantó que, en coordinación con la Dirección de Vialidad, se introducirán mejoras en estos balnearios de alternativa, fundamentalmente limpieza, corte de pasto y mejora de los accesos, en tanto se estudia la posibilidad de dotar estos espacios de guardavidas, aunque insistió en la peligrosidad de bañarse en un curso de agua salido de cauce.

Actividades alternativas

Ante un posible escenario de playas inhabilitadas durante todo el verano, Alejandro Leitas informó que la Intendencia ya trabaja para generar actividades alternativas en la costa como propuestas culturales y deportivas, además del mejoramiento de la infraestructura para la práctica de deportes en el área del “barquito”, donde se podrá jugar al fútbol y voleibol playa.

También está prevista una actividad de tunning y la instalación, durante la temporada, de más estaciones saludables para asesorar a la población respecto a precauciones a adoptar durante los días más cálidos.

Si bien la Intendencia tenía prevista la realización de llamados para servicios en la zona costera, la situación del río ha paralizado este proceso, aunque se seguirá trabajando en el control, evaluación y mejoramiento de los servicios ya existentes.

“Estamos apostando a otro nivel y a otra calidad de servicios”, subrayó.

Respecto a la adquisición de una lancha para brindar el servicio de paseos por el río Uruguay, Leites informó que el proceso “está muy avanzado” y la semana próxima se firmará la documentación que posibilita la transferencia de los fondos desde el Ministerio de Turismo a la Intendencia para la compra de la embarcación, en cuyo diseño ya se está trabajando para evitar lo sucedido en Nuevo Berlín, donde no se pudo utilizar debido a observaciones a su diseño.

La lancha asignada a Paysandú se construirá en un astillero de Salto

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn