intendente artesanos

Con la presencia del Intendente Guillermo Caraballo e integrantes de su equipo de gobierno, representantes del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP), autoridades departamentales y nacionales, alumnos, maestros artesanos y especialmente Alvar Colombo y Julio Barrios cuyos nombres lleva la misma, fue inaugurada la Escuela Departamental de Artesanía en el Mercado Municipal.

La Escuela Departamental de Artesanías, cuenta con el apoyo de INEFOP, la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) y el MIEM, siendo la única en todo el país, gestionada por una Intendencia Departamental.

El Intendente comenzó señalando que es evidente que desde hace un tiempo, en Paysandú “se respira otro aire que permite el desarrollo de múltiples manifestaciones culturales y no es el azar, es la aplicación de un plan metódico y la visión y dedicación de muchas personas que ha hecho propicio que se pudiera crecer y complejizarse las más diversas formas de vida cultural”.
Resaltó que la Escuela de Artesanías es un potente emprendimiento que brinda a la comunidad la posibilidad de desarrollar un arte, de aprender un oficio y ampliar perspectivas.

Un nuevo hito

“Estamos muy contentos con el crecimiento sustancial del proyecto que implica ampliar la propuesta”, al incorporar nuevos cursos a los que se cumplieron el año pasado, “con gran potencial de inserción laboral”.

Valoró el Intendente la inscripción de más de 350 alumnos que demuestran la avidez en nuestra comunidad en participar de emprendimientos de esta naturaleza.

Consideró que la Escuela de Artesanías constituye un nuevo hito en la vida sociocultural del departamento y en esta instancia “consideramos tan importante como oportuno, homenajear a exponentes de la artesanía sanducera y la mejor manera de hacerlo es que la Escuela lleve el nombre de estos dos grandes maestros, Alvar Colombo y Julio Barrios”.

Ambos artistas han “cultivado con paciencia, talento y amor, durante años, una obra excepcional que alcanza niveles insólitos de calidad y originalidad, que es orgullo de Paysandú”, dijo Caraballo.
Con este homenaje “que pretende honrarlos, la Escuela de Artesanías se honra a sí misma”.

Líneas de desarrollo departamental

El Sub director del Departamento General de Promoción y Desarrollo, Alejandro Leites, dijo que “no es casualidad que estemos inaugurando la Escuela, es por causalidad, porque el equipo de Promoción y Desarrollo ha trabajado, desde el primer día, en forma planificada y esforzadamente para trazar líneas de desarrollo para este departamento”.

Manifestó que la artesanía, una de las industrias creativas, es motor de desarrollo para cualquier comunidad y “así fue que creamos el Área de Ferias y Artesanías”.

Leites expresó que se vio la necesidad de capacitar y promover ámbitos de comercialización y fomentar la autogestión de los artesanos.

Destacó que al trasladarse la Agencia de Desarrollo a la ex Paylana, los espacios que quedaron libres en el Mercado Municipal fueron acondicionados para el desarrollo de los talleres de la Escuela.
Señaló que la Escuela también dicta cursos en el interior departamental, como es el caso de Pueblo Morató donde se imparten conocimientos de tejidos en telar, desde que la Intendencia puso en marcha los telares que estaban sin ser utilizados en aquella localidad.

César Gutiérrez, responsable del Área Ferias y Artesanías, agradeció la decisión de “formar más y mejores artesanos” y también al grupo de profesores que “se han embarcado en este sueño que nació hace más de 3 años, que fue pensado y escrito en el programa de gobierno e impulsado por muchísimos actores de la política”.

Ignacio Colombo y Paulina Barrios, hijos de los artesanos, descubrieron la plaqueta donde lucen los nombres de Alvar Colombo y Julio Barrios.
El corte de cinta inaugural fue realizado por el Intendente y los reconocidos artesanos homenajeados.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn