promocion

imagen 011

El teatro Florencio Sánchez reabrió sus puertas en la noche de este viernes 16 de marzo con un espectáculo de primer nivel a cargo de la Orquesta Sinfónica del SODRE, OSSODRE, y el Cuerpo de Baile de la Escuela Nacional de Formación Artística del SODRE. La reapertura también constituye un hito relevante en el proceso de recuperación de la sala impulsado por el Intendente Guillermo Caraballo, quien desde el comienzo del periodo se fijó el objetivo de devolver este espacio a todos los sanduceros.

Devolver el teatro a los sanduceros y a la región

Desde el comienzo del periodo, el gobierno del Intendente Guillermo Caraballo desarrolla un proceso de recuperación integral de las instalaciones del teatro, así como un programa de modernización de la gestión que incluyó la incorporación de una gestora cultural que durante años trabajó en el Teatro Solís de Montevideo y que resulta de un convenio con la Intendencia capitalina.

En una primera etapa de intervenciones, a mediados de 2017, comenzó la recuperación del cielorraso de la sala, de elevado valor patrimonial, tarea que recayó en la experta restauradora local Cecilia Camacho.

Con una inversión cercana a 1.200.000 pesos, los trabajos también incluyeron instalación de extractores de aire para proteger elementos arquitectónicos de valor patrimonial; reparación de techos y aberturas, eliminación de humedades y trabajos en la herradura central, donde se instaló un nuevo sistema de luces LED regulables.

En una segunda etapa, la histórica sala fue sometida a otras reformas, como la reubicación de las butacas de la platea; la nivelación del escenario de manera de dejarlo en condiciones aptas para el desarrollo de las más diversas manifestaciones artísticas y la generación de un foso para orquesta con dimensiones que permiten la presencia de hasta 40 músicos, así como otras reformas en el sector adyacente.

Nueva modalidad de gestión

La recuperación del teatro no solamente atendió lo estructural, sino también la introducción de una nueva modalidad de gestión, concretándose la incorporación de la gestora cultural Virgina D’Alto, sanducera que durante años se desempeñó en el Teatro Solís de Montevideo.

Además de profesionalizar el trabajo de la sala, esta incorporación, sumada a la generación de instancias de formación para los funcionarios, se inscribe en el objetivo de devolver este espacio a toda la población, dotándolo de actividad permanente y de una planificación adecuada.

El gran objetivo es convertir el Florencio Sánchez en “un epicentro de la cultura a nivel regional” afirmó el Intendente Caraballo, enfatizó “que el teatro le pertenece al pueblo” y comprometió una gestión que transforme en acciones esa concepción en acciones.

 

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn