inauguracion escuela artesania

La Escuela Departamental de Artesanía, inaugurada este lunes 29 en el espacio remodelado que ocupaba la Agencia de Desarrollo en el Mercado Municipal, lleva el nombre de dos reconocidos artesanos sanduceros: Alvar Colombo y Julio Barrios. Ambos agradecieron a la Intendencia mientras el Intendente afirmó que al hacerlo, “la Escuela de Artesanía se honra a sí misma”.

El homenaje a ambos, dijo el Intendente Guillermo Caraballo, es el reconocimiento por la “paciencia, talento y amor” cosechado durante años y por “una obra excepcional que alcanza niveles insólitos de calidad y originalidad, que es orgullo de Paysandú”. Al honrarlos, “la Escuela de Artesanía se honra a sí misma”.

Ambos agradecieron a la Intendencia. La trayectoria y el hecho de ser referentes para la juventud en el “esfuerzo y honestidad puesto en nuestro trabajo para realizar nuestras obras”, afirmó Alvar Colombo.

La artesanía, agregó, “es la identidad cultural de los pueblos, entronca con el arte; el arte es artesanía y allí estamos nosotros dando lo mejor en ese lenguaje que es para todos”.
Finalizó expresando que el homenaje “además de ser un inmenso honor es una gran responsabilidad”.

Barrios por su parte, señaló que Paysandú “es un ícono en la producción”. Si bien ya no es una ciudad industrial como se la conocía en el pasado, “cada artesano que vino a aprender está montando su propia fábrica en su casa. Pienso que Paysandú es un ejemplo a seguir”.

Expresó que cuando resolvió incorporarse a la escuela fue para transmitir conocimiento. “Somos hijos de italianos y lo que nos enseñaron nuestros padres fue trabajar, porque todo se logra con el trabajo y por lo tanto queremos seguir volcando lo que sabemos hacer. Estaremos al pie del cañón para producir”.

Alvar Colombo

colombo

Profesor y reconocido ceramista. Inició sus estudios en 1956 y se desempeñó como profesor y Director del Taller Municipal de Cerámicas de Paysandú entre 1961 y 1981. La Escuela de Artesanías de la ciudad de Mercedes también lo tuvo como Director.

Ha participado en más de 20 exposiciones y concursos en Uruguay y Argentina, cosechó innumerables premios como Mención en el Primer Salón de Cerámica del Banco República; primer premio en Cerámica en Punta del Este y Premio Morosoli de Plata que otorga la Fundación Lolita Rubial. Todo en 1977. Fue Jurado en 2017 en el Primer Salón Nacional de Cerámica en Gualeguaychú y en el Espacio Cultural Universitario de Rosario, Argentina. En 2018 en Mercedes, Soriano, fue jurado en los Encuentros Internacionales de Escultores en Palmar.

Julio Barrios

barrios

Conoció el burilado de la calabaza mate casi por accidente. Fue trazando su identidad a lo largo de su aprendizaje autodidacta “entre errores y aciertos”, como él mismo reconoce.

En sus obras se aprecia un diálogo entre el paisaje rural y sus personajes. La fauna y flora de nuestra región están presentes en las líneas y surcos trazados en tan noble materia prima. Su talento como artesano ha sido distinguido con varios premios y reconocimientos, destacándose el “Premio Morosoli de Plata” en el año 2007, el Primer Premio Salón de Diseño Artesanal de Berazategui en Buenos Aires en el mismo año. En este año obtuvo el premio Rueca de Plata Maestro Artesano en la Feria Nacional de la Artesanía en Colón, Argentina.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn