imagen 006

En poblaciones y caminos del interior, la Intendencia aplica tratamientos diferentes, de acuerdo a las situaciones evaluadas, buscando la durabilidad de las vías de ingreso y salida de la producción, bituminización, resolución de pluviales, construcción de alcantarillas, entre otros.

En el interior departamental se intervino en Piedras Coloradas a través de un acuerdo realizado con el Municipio y se bituminizaron varias cuadras en el barrio MEVIR y otras que necesitaban tratamiento.

Un convenio establecido con la Intendencia de Tacuarembó y el Municipio de Tambores, “permitirá hacer a nuevo toda la avenida Artigas y unas 30 cuadras de la localidad, buscando la manera de poder llegar a todos los lugares”.

Con respecto a la recategorización de caminos importantes para el departamento que por su uso y conectividad son vías de salida de las producciones y el ingreso de insumos, se hacía necesario hacer trabajos de fondo para evitar el mantenimiento constante.

Es así que se ha avanzado con el camino de acceso a Gallinal, el de Los Álamos en la zona de La Tentación, “hicimos una prueba de estabilizadores incorporando nueva tecnología en la zona de Constancia en el Camino de las Avenidas, y actualmente intervenimos en el camino Guichón Piñera con 70 millones de pesos de inversión, ampliando el proyecto hasta pueblo Beisso estando en la etapa de bituminización en el tramo de 10 kilómetros para finalizar la obra”.

Lograr recategorizar los caminos en el interior implica “resolver el tema pluvial, construir alcantarillas, aportar material, ensancharlos y aplicar tratamiento bituminoso”, que alarga el tiempo de vida útil permitiendo que los recursos volcados en mantenimiento se destinen donde se necesitan intervenciones para recuperar caminería”, manifestó Romero.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn