imagen 048

La urbanización de los barrios Solari y Gamundi entra en su fase final estimándose que las intervenciones estarán concluidas en el mes de noviembre, informó el director de Obras de la Intendencia, Marcelo Romero. El jerarca destacó la concreción de trabajos que solucionan el problema de anegamiento de las viviendas bajas lo que se logró con la reducción de la altura de algunos tramos de las calles y la construcción de una gran alcantarilla. En este momento se construyen cordones cuneta y veredas y se avanza con la obra de alumbrado público.

Obras en fase final

El director de Obras, Marcelo Romero, informó que la urbanización de los barrios Solari y Gamundi entró en su fase final y reconoció que este tramo de la intervención ha resultado la etapa “más conflictiva” en tanto se desarrollan trabajos de magnitud caso de la reducción de la altura de algunas calles y la construcción de canalización de pluviales.

Romero recordó que “desde hace décadas” los vecinos de esa zona sufrían la anegación de sus viviendas debido a la falta de infraestructura que asegurara la canalización del agua de lluvia y que esos problemas aparecían, incluso, con precipitaciones no demasiado abundantes.

Para generar una solución definitiva “hubo que bajar las calle Rodríguez Nolla y Proyectada 14 en su cruce y varios tramos de calle Ayacucho”. Esa reducción de altura demandó, en algunos trayectos, excavar hasta un metro “de forma de propiciar que el agua no se acumule generando inconvenientes a los vecinos”.

El director dijo que ese trabajo demandó “mucho tiempo dada su complejidad” pero destacó que se lograron los resultados esperados.

Alcantarilla en Rodríguez Nolla y Ayacucho

En el marco de esta obra se construyó una alcantarilla “muy grande” en el cruce de Rodríguez Nolla y Ayacucho, colector que tiene la particularidad de captar el agua de lluvia que por Rodríguez Nolla, la que llega por Ayacucho así como encauzar la naciente del arroyo La Curtiembre.

Esa obra “ya está operativa, ha sido probada por las lluvias intensas y sus resultados son satisfactorios”, destacó Romero para agregar que “ha evitado un montón de complicaciones que tenía la gente de la zona” en referencia a que ya no sucede que el agua aglomerada en las calles ingrese a las viviendas.

Contó que ante la ocurrencia de lluvias, algunos vecinos “tenían que abrir la puerta del frente y la del fondo de sus casas para que, literalmente, el agua siguiera de largo” y enfatizó en que “esa situación no se vive más porque el agua ya no ingresa a las viviendas”.

Finalización para el mes de noviembre

Por estas horas se completa la construcción de cordones cuneta y veredas, se instalan equipamientos referidos a la seguridad, caso de las barandas de protección sobre el arroyo La Curtiembre y resguardos para esperar ómnibus, se delimitaron dársenas para que los ómnibus del servicio urbano puedan detenerse en las paradas sin afectar la circulación vehicular y se procede a la instalación de columnas para la nueva red de alumbrado público que contará con focos de tecnología LED.

Romero adelantó que la Intendencia planifica terminar toda la urbanización de esa zona en el mes de noviembre.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn