roble1

Con el emplazamiento de moldes para construcción de cordón cuneta en la zona de Baldomero Vidal, al norte de calle Ayuí, y la conformación de base en la última arteria, comenzó la ejecución de la obra de urbanización del barrio El Roble. En cumplimiento del compromiso asumido por el Intendente Guillermo Caraballo, el proyecto comenzó a tanto en la obra vial como en la instalación de la cañería que solucionará los problemas de anegamiento.

Compromiso con los vecinos

En una reciente reunión con vecinos, el Intendente Caraballo anunció el comienzo de la obra de urbanización de barrio El Roble, en un cuadrante delimitado por Baldomero Vidal, Ayuí, Luis Batlle Berres y Antonio Estefanell.

Financiada con fondos del Fideicomiso y recursos genuinos de la Intendencia, el proyecto demandará una inversión de aproximadamente 65 millones de pesos.

Este proyecto, además de mejorar sustancialmente la calidad de vida de los vecinos, incorpora una importante obra de canalización de pluviales que solucionará en forma definitiva problemas de anegamiento.

De acuerdo a los parámetros fijados por el Gobierno Departamental, este proyecto se fundamenta en la integralidad, por cuanto incluye pavimentación con carpeta asfáltica, cordón cuneta, veredas y alumbrado público con tecnología eficiente.

Comienzo efectivo de obra

Este 10 de setiembre, el director general de Obras, Marcelo Romero, supervisó el desarrollo de los trabajos acompañado por la subdirectora de ese Departamento, Fabiana Bartesaghi, y por el responsable de la Unidad de Diálogo con los Vecinos, Gastón Giles.

“Estamos cumpliendo con el compromiso asumido con los vecinos de comenzar con la ejecución efectiva de la obra, con cordón cuneta, la conformación de la base y luego la colocación de carpeta asfáltica”, destacó Romero.

roble2

Terreno complejo

Este sector de la ciudad posee características muy particulares en cuanto al bajo nivel de sus calzadas y a la existencia de diversas instalaciones subterráneas como cables de media tensión, tuberías de gas y otros servicios. Estas particularidades dificultaron la ejecución de la primera fase del proyecto, que consiste en la instalación de cañería de grandes dimensiones para solucionar en forma definitiva la problemática de anegamientos.

Para no generar más demoras, la Intendencia dispuso la reprogramación del orden de ejecución y el inmediato comienzo de las obras viales, empezando por aquellas arterias que no requieren cañería subterránea, al tiempo que, paralelamente, continúa el operativo de instalación de los grandes desagües que conducirán el agua de lluvia hacia el Río Uruguay.

“Se trata de una obra que llevará su tiempo, que tiene sus complejidades, pero que viene avanzando bien”, informó Romero en referencia a la instalación de pluviales.

Proyecto integral

Romero indicó que, dadas las buenas condiciones climáticas, en los próximos días los trabajos exhibirán buen nivel de avance, en tanto se ajustarán a la premisa fundamental de solucionar todos los aspectos que hacen a la calidad de vida de los vecinos, es decir la generación de cordón cuneta, la pavimentación de calidad con carpeta asfáltica y la incorporación de detalles como veredas con rampas para personas con limitaciones motrices e instalación de alumbrado con tecnología eficiente.

“Este tipo de obras nos permitirán ir resolviendo adecuadamente las problemáticas relacionadas con el estado de los pavimentos de la ciudad. Indudablemente no puede hacerse de un día para otro, pero creemos que ésta es la línea”, subrayó el director de Obras y ratificó el compromiso de seguir trabajando en toda la ciudad, tanto en mantenimiento como en intervenciones de fondo, tal cual viene llevándose a cabo en El Roble y en otros barrios de la ciudad.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn