presentacion 011

El martes 28 de agosto comenzará la etapa de construcción de cordón cuneta en varias calles del barrio El Roble, inscripta en la urbanización de este sector de la zona norte de la ciudad. Así lo confirmó este lunes el Intendente Guillermo Caraballo, quien se reunió con un grupo de vecinos para anunciar el comienzo de esta etapa de trabajos en el marco de un proyecto que demandará una inversión de 65 millones de pesos.

Continúa urbanización de amplias zonas

De acuerdo a lo anunciado por el Intendente, esta obra, que se suma a la urbanización de otras zonas como Del Pero, La Curtiembre, Solari y Gamundi, incluirá pavimentación, cordón cuneta, alumbrado y solución definitiva a los problemas de anegamientos de viviendas a través de un sistema de canalización subterránea.

El proyecto incorpora un amplio sector de la zona Norte de la ciudad, delimitado por Antonio Estefanell, Baldomero Vidal, Ayuí y Luis Batlle Berres, financiado con recursos del Fideicomiso Paysandú I, Fondo de Desarrollo del Interior (FDI) y de la Intendencia.

Si bien las obras de canalización de pluviales comenzaron hace varios meses, algunas dificultades vinculadas a la presencia de vertientes, cables de mediana tensión y tuberías de gas, motivaron una reprogramación de los trabajos y el comienzo (mañana 28 de agosto) de la construcción de cordón cuneta en aquellas arterias que no requieren cañería subterránea, comenzando con Ayuí, desde Luis Batlle Berres hacia el Oeste.

Anuncio a los vecinos

En la reunión celebrada esta tarde también participó el director general de Obras, Marcelo Romero y la subdirectora de este Departamento, Fabiana Bartesaghi.

Romero informó acerca de los obstáculos que planteó el terreno al avance de las obras subterráneas y fundamentó una reprogramación de los trabajos que permitirá el comienzo este martes de la construcción de cordón cuneta en aquellas calles que no demandan cañería subterránea.

“Mañana mismo empieza el cordón cuneta”, subrayó y adelantó que, cuando se subsanen algunas dificultades con la instalación de la cañería de grandes dimensiones, que solucionará definitivamente los problemas de anegamiento que presenta el barrio, se retomará la tarea en estas arterias.

Caraballo en tanto, indicó que este gran proyecto de urbanización se complementará en la zona con intervenciones que involucrarán al barrio P3, incluida calle Antonio Estefanell.

“La idea es arrancar y terminar”, enfatizó el Intendente, quien confirmó que los recursos están asignados y se trata de, salvadas las dificultades técnicas, avanzar rápidamente en la ejecución de los trabajos, minimizando las molestias a los vecinos.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados