imagen 001

La directora interina de Servicios, Olga Rodríguez, destacó la participación en el programa Joven Lector de jóvenes del Programa de Fortalecimiento Educativo que se desarrolla en la zona del Vertedero, así como de las escuelas 25 y 71. La jerarca participó en el cierre de actividades en la Biblioteca Departamental, que también se involucró en el proceso a través de sus espacios de lectura.

Programa de alcance integral

Joven Lector es un programa de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), enmarcado en el programa Prolee, de lectura y escritura en español, dirigido a los jóvenes de educación media.

La directora interina de Servicios, Olga Rodríguez, destacó el alcance del mismo y evaluó la jornada de cierre que se realizó en la Biblioteca “José Pedro Varela”.

Indicó que el programa Joven Lector se cumple a nivel de “aquellos jóvenes que se encuentran en educación formal y, eventualmente, aquellos que han desertado de la misma y buscan diferentes estrategias para reintegrarse”.

Acceso a libros e incentivo a la lectura

El programa brinda el acceso a libros; fomenta la lectura y la interpretación y vivencia de los cuentos, así como compartirlos y transmitirlos a niños de las escuelas, centros de educación inicial y los Centros CAIF.

El viernes 17 de agosto se realizó el cierre formal del ciclo 2018 en Paysandú, en las instalaciones de la Biblioteca Departamental, con participación del Intendente interino Marco García, así como docentes, referentes del programa y jóvenes que participaron en el proceso.

“Este año la propuesta convocó a 16 jóvenes lectores que participaron en diferentes escuelas y para nosotros, como Intendencia, tuvo una particularidad que fue la participación de dos jóvenes del asentamiento Espinillo y Sauce, anexos al Vertedero y que están participando del proyecto de formación para jóvenes y adultos que se cumple en el lugar”, destacó Rodríguez.

Se trata de jóvenes que comienzan a leer, que no habían tenido la oportunidad de leer un cuento y que ahora son capaces de repetir su lectura y compartir el cuento con los escolares.

“Las Escuelas Nro. 25 y Nro. 71 han tenido una apertura extraordinaria para que ellos pudieran venir a leer y expresar lo que ha sido su experiencia”, dijo Rodríguez.

Una vez culminado el ciclo, quedó planteada la posibilidad de continuar articulando con el centro educativo para poder seguir desarrollando la experiencia.

Las escuelas donde se aplica el programa son seleccionadas por la Dirección Sectorial de Educación de Jóvenes y Adultos, en tanto desde el CODICEN y la Intendencia se articula en qué escuela se desarrollarán las jornadas de lectura.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn