DSC 0204

Al asumir, el actual Gobierno Departamental definió como una de las líneas a desarrollar la recuperación del Vertedero Municipal. Para dar cumplimiento a dicha decisión política, se estableció un plan de trabajo técnicamente responsable para avanzar en el reordenamiento y una gestión responsable del lugar. El Intendente interino, Marco García y el Secretario General, Mario Díaz, recorrieron el predio este miércoles para observar los trabajos que se llevan a cabo para su recuperación.

García destacó “las tareas y la voluntad de los funcionarios municipales afectados a la tarea en el lugar, para la reorganización, la operativa diaria, en horarios y lugares de descarga, tener una gestión interna en residuos sólidos en un espacio, residuos industriales en otro y residuos verdes en otro sitio del Vertedero”.

Se está dando inicio a la obra planteada a través de los Fondos de Desarrollo del Interior (FDI), en cuya primera etapa “se invertirán entre 8 y 10 millones de pesos, en la construcción de un nuevo vaso que estará ampliando la posibilidad de continuar trabajando por lo menos dos años más”, dijo el Intendente.

Las tareas iniciadas no son obstáculo para que continúe la deposición diaria de residuos en los lugares tradicionales del Vertedero.

A la nueva intervención hay que sumarle el trabajo de Alumbrado Público, que permite que toda la red de alumbrado esté funcionando en perfectas condiciones.

“Lo dijimos desde el primer momento y así lo hemos planteado: estamos trabajando en el tema, nunca dejamos de hacerlo”, subrayó.

Se trata de proyectos que por sus complejidades, demandan un tiempo de ejecución.

“Acá hay trabajo de ingenieros agrimensores, ingenieros civiles, funcionarios técnicos; el armado y la presentación del proyecto hasta lograr su aprobación de los FDI son etapas que se debieron cumplir y hoy estamos en plena ejecución de la primera etapa, cumpliendo con nuestra línea de trabajo”, manifestó el Intendente interino.

Características del proyecto en ejecución

La primera etapa que se desarrolla es la preparación del terreno para conformar lo que se conoce como “un vaso de disposición final de residuos”.

El mismo será operado en la modalidad de relleno sanitario. Para que esto ocurra, se está preparando el suelo y una cámara, ya existente, para lograr la conformación del sitio.

Se construirán drenes (sistemas que facilitan la salida de líquidos o exudados), que posteriormente se conectarán a la planta de tratamiento de lixiviados, para que cuando comience el depósito de residuos en el nuevo “vaso” estén permanentemente drenando sus fluidos hacia la cámara de tratamiento.

Las tareas de esta primera etapa permitirán recuperar un sitio que ya existe pero estaba siendo subutilizado.

Como parte de las tareas que se cumplirán en esta instancia, se realizarán excavaciones para direccionar los drenes y conectarlos hacia la cámara central, que a su vez se conecta con la planta de tratamiento de lixiviados.

Se estima que esta primera etapa tenga una duración aproximada de ejecución de tres meses.

Etapas posteriores

En una senda lateral en construcción, se ubicarán los pozos de monitoreo, de control, que permitirán comprobar si los drenes funcionan correctamente, que no se encuentren atascados y que el agua de lluvia también transite por el lugar adecuado. Esto es parte del control de funcionamiento del relleno sanitario.

En este proceso se desarrollarán posteriormente otras etapas, como la puesta a punto de la planta de tratamiento para captación y adecuado procesamiento de lixiviados.

Las sucesivas etapas incluirán la optimización del acceso de los camiones con especial tratamiento de caminería interna, lavadero y balanza para el pesaje de los vehículos con el fin de relevar el volumen de residuos ingresados. Estos datos optimizarán la administración del relleno sanitario.

El arquitecto Nicolás Fúccaro es el encargado de la obra, que tiene un importante sustento técnico, con una adecuada administración y uso de los recursos, aprovechando una planta de tratamiento que ya existe.

El apoyo de los FDI ha sido fundamental, así como el respaldo del Estudio Pittamiglio y del ingeniero Jorge Hourcade, lo que convalida un destacado y seguro asesoramiento técnico para que el proyecto se afiance y sea posible.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn