001 2

La Intendencia brinda acompañamiento y contención a las familias inscriptas en el programa de relocalización de vecinos afincados en zonas inundables, que este martes prevé la inauguración de dos nuevos complejos. A través de un equipo interdisciplinario, en coordinación con el Ministerio de Vivienda, se trabaja en el fortalecimiento de los vínculos comunitarios y en la gestión de las dificultades inherentes al cambio de condiciones de vida.

Abordaje integral

A través de diversas políticas y en coordinación con organismos nacionales como el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), el Gobierno Departamental encabezado por Guillermo Caraballo viene atendiendo la situación de los vecinos frecuentemente afectados por las inundaciones.

Además de generar infraestructura para mitigar los efectos de estos fenómenos, también se trabaja en la relocalización de familias a través de un programa de vivienda; se impide la generación de nuevos asentamientos en zonas inundables instrumentándose una Policía Territorial, al tiempo que se desarrollan operativos de recuperación y resignificación de los espacios recuperados.

Asimismo, en coordinación con el MVOTMA, se desarrolla un programa de acompañamiento con el objetivo de gestionar y sortear aquellas dificultades que enfrentan las familias al abandonar sus viviendas ubicadas en zonas vulnerables y comenzar una nueva vida en una casa digna, a salvo de la contaminación y las inundaciones.

Un largo proceso

Este martes 23 de julio, en lo que constituye un nuevo logro en el marco de estas políticas, se inaugurarán los complejos de viviendas Esperanza (en Proyectada 52 Sur y Montevideo) y Nuevo Horizonte (en Francisco Bicudo y Guayabos), donde se concretará la relocalización de otras 229 personas.

La directora de Vivienda de la Intendencia, Milka Arguet, explicó que paralelamente a la construcción de los complejos de vivienda se desarrolla, a través de equipos de la Intendencia y del MVOTMA (arquitectos y trabajadores sociales), un proceso con las familias que implica el análisis de diversos aspectos como las características que tendrán las nuevas viviendas y el uso adecuado que debe dárseles.

Una vez finalizada la fase constructiva y concretada la instalación de estas familias en los nuevos complejos, el proceso continúa en otras áreas como la conformación de comisiones barriales y la incorporación de estrategias de integración con el resto de la comunidad.

“Este trabajo viene realizándose desde hace más de un año e implica un contacto semanal de estas familias con los equipos de la Intendencia y del Ministerio”, agregó Arguet.

Temática diversa

La titular de Vivienda indicó que, una vez inaugurados los complejos Esperanza y Nuevo Horizonte, comienza un periodo para la realización de la mudanza y el retiro de elementos que aún resultan útiles, para luego dar paso al proceso de desmontaje de las viviendas que estos vecinos dejarán atrás para iniciar una nueva vida.

Los espacios de apoyo y acompañamiento prevén el análisis y abordaje de temáticas planteadas por los propios vecinos, como violencia, género, cuidado de los animales y otros temas que van surgiendo conforme se concretan los encuentros, en tanto se promueve la realización de festejos en fechas puntuales como el Día de la Madre y el Día del Niño.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn