imagen 023

El Intendente Guillermo Caraballo encabezó este lunes 17 de setiembre una nueva entrega de partidas correspondientes al Programa de Rehabilitación Urbana, coordinado por la Intendencia y por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma). En esta oportunidad, 13 beneficiarios recibieron partidas por un total de 1.920.000 pesos para recuperación de baños, cocinas, techos y fachadas, entre otras estructuras.

Beneficio para muchas familias

Con diez años de instrumentado, el Programa de Rehabilitación ha beneficiado a centenares de familias y otorgado créditos por alrededor de 60 millones de pesos, con un sistema de repago muy conveniente que se refleja en casi nula morosidad.

En consonancia con las políticas de vivienda impulsadas por el Gobierno Departamental, desde la Intendencia de Paysandú se ejecuta a través de un equipo técnico que evalúa las solicitudes y, una vez otorgado el crédito, acompaña todo el proceso, brindando asesoramiento en todas las etapas.

“Se trata de un programa muy exitoso”, afirmó el Intendente, a quien acompañaron la secretaria general interina, Mariela Coiro; la coordinadora regional del Mvotma, María Moraes; el director general de Obras, Marcelo Romero, y la encargada de la Unidad de Vivienda, Milka Arguet, entre otras autoridades.

Este esquema interinstitucional –afirmó el Intendente- posibilita la generación de créditos en condiciones muy convenientes, que los beneficiarios destinan a la recuperación de su vivienda, desde baños hasta cocinas, techos, fachadas y eliminación de humedades.

“Ha sido exitoso por el destino y también –como suelen decir los compañeros- por el nivel de repago, que permite que luego otros vecinos puedan acogerse a este plan”, añadió.

Buena capacidad de respuesta y llegada al interior

Respecto a la dinámica del programa en Paysandú, Caraballo recordó que este año hubo 103 inscriptos y ya se generarán 80 intervenciones, lo que pone de manifiesto la gran capacidad de respuesta ante la demanda.

“Me parece muy importante que se abarque la ciudad de Paysandú y también haya empezado a hacerse en Quebracho y Guichón”, destacó.

Finalmente, felicitó a los nuevos beneficiarios, a quienes ratificó el compromiso de la Intendencia de seguir adelante con un programa que genera soluciones, por lo cual hay que seguir trabajando para que llegue a más gente.

Beneficio para las familias trabajadoras

Mariela Coiro por su parte, consideró que esta herramienta, a diferencia de otras dirigidas a los sectores más vulnerables de la sociedad, está especialmente instrumentada para aquellas familias trabajadoras que no cuentan con los recursos suficientes para acometer la reforma de su vivienda.

“Creo que desde el Gobierno Departamental, junto al Ministerio de Vivienda, es importante que pueda llevarse adelante este programa, para que el acceso a las refacciones de viviendas puedan estar haciéndose a este nivel”, subrayó.

Mientras tanto, María Moraes destacó la ejecución que la Intendencia de Paysandú ha hecho de este programa, acercándolo a muchas familias y posibilitando la ejecución de numerosas refacciones.

“Paysandú es un departamento que ha sabido explotar en el buen sentido la posibilidad que genera este préstamo”, afirmó.

La representante ministerial informó que en diez años de ejecución, el programa ha llegado a centenares de familias, otorgando créditos por alrededor de 60 millones de pesos.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn