obras

imagen 018

La Intendencia cumplirá uno de los grandes objetivos de su política de vivienda completando el traslado de las familias más expuestas a las crecientes y la contaminación de los suelos. Las construcciones en simultáneo acortarán los tiempos de espera para liberar el área inundable, evitar la formación de asentamientos y resignificando los espacios para su uso colectivo.

Realojos como herramienta de solución

La Intendencia impulsa obras en varios terrenos para agilizar el traslado de las familias afectadas por las crecientes. El ciclo para solucionar definitivamente la problemática y los efectos de la contaminación comenzó cuando el Intendente Guillermo Caraballo creó la Inspectoría de Control Territorial. Su objetivo es entre otros, evitar la permanencia de la población en las áreas inundables.

Las inundaciones, más allá de la tragedia que significan, "son una oportunidad para desarrollar este proceso que comenzó con cambiar la cota de inundación que hoy está en 6,50 metros para llevarla a 5,50 metros", explicó Claudia Moroy, directora de Ordenamiento Territorial y Vivienda.

Actualmente y de forma simultánea las Intendencia para agilizar los tiempos de traslado definió la construcción de casas en varios terrenos.

Zona de Jardines del Hipódromo

En Jardines del Hipódromo, contiguo al Parque Paris Londres, en convenio con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) se da continuidad a los traslados de familias de barrio La Chapita afectadas por las inundaciones y la contaminación de los suelos.

Su culminación "es más que importante para este Gobierno. Es el cierre de un largo proceso de trabajo, dando 41 soluciones habitacionales" y permite "liberar" el barrio La Chapita para resignificarlo con el parque que llevará su nombre, explicó Moroy.

En Jardines del Hipódromo hay 20 soluciones habitacionales más para quienes residen en la zona de Ledesma y Unión Portuaria. Es la cota más vulnerable de inundación.

En este terreno, se han conformado 12 plateas y las empresas que tienen adjudicadas las obras comenzarán a construir las casas en los próximos días. Lo importante es que se acortarán los plazos de finalización porque "hablamos de sistemas constructivos no tradicionales, para darle rápido tratamiento a la emergencia, con el acompañamiento de las familias", acotó Moroy.

59 viviendas más en dos predios

Simultáneamente se realiza movimiento de suelo en otros dos predios, preparando el terreno para la construcción de 16 viviendas en Enrique Chaplin y Charrúas. Mientras que en Francisco Bicudo y Guayabos habrá otras 43 casas. La construcción con sistemas alternativos permite acortar los plazos de terminación "con 10 meses de obra y es un logro para liberar las obras inundables".

Interrumpir el ciclo de retorno

Cortar el ciclo de retorno de asentamientos es donde "está la clave. Las experiencias previas nos han demostrado que los recursos se pueden gastar en relocalizaciones, pero si no evitamos las nuevas ocupaciones, volvemos al inicio. Este tratamiento integral es el que se sostiene en el tiempo".

Las familias incluidas en los planes de relocalizaciones fueron seleccionadas a través de un censo impulsado por la Intendencia, el MVOTMA, considerando los datos del CECEOD y el Mapa de Riesgo de inundación.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados