obras

imagen 010

En base a los lineamientos trazados por el Ministerio de Vivienda y a partir de herramientas como el Plan de Ordenamiento Territorial de Paysandú, el gobierno departamental trabaja para generar una cartera de tierras para la construcción de viviendas y usos colectivos. La directora de Ordenamiento Territorial y Vivienda, Claudia Moroy, refirió a nuevas estrategias en cuanto a la incorporación de espacios urbanos consolidados, no solamente para la generación de viviendas, sino también de espacios para uso de toda la sociedad.

Presentación de la Enasu

En respuesta a una convocatoria del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), Moroy participó en Montevideo de la presentación del documento final de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (Enasu), que reúne una serie de acciones y herramientas para asegurar la obtención de tierra con fines habitacionales, en el marco de una estrategia que involucra al gobierno nacional y a las intendencias.

“Junto con el Ministerio, nosotros venimos acompañando este proceso desde el año pasado, participando en diferentes instancias, incluso en talleres de participación y de aporte” comentó Moroy.

Esta estrategia de alcance nacional se estructuró en consonancia con las directrices de la Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible, en tanto se sustenta en tres ejes programáticos y varias líneas de trabajo que, entre otros aspectos, contemplan el fortalecimiento de carteras de tierra y la posibilidad de realizar expropiaciones.

Estos lineamientos reflejan el concepto central de que el suelo urbano “es una necesidad prioritaria para el desarrollo de lo que es, por un lado, los programas habitacionales, es decir el acceso a la vivienda digna” y, por otro lado, lo referido a “desarrollo urbano y hábitat”.

“La vivienda, como derecho humano fundamental, tal cual lo establece la Constitución, no es solamente la vivienda en sí, sino lo que implica el entorno y el acceso a los servicios”, subrayó la jerarca.

Agregó que la Enasu también rescata la importancia de los procesos de rehabilitación urbana y la necesidad de reutilizar áreas vacantes de las ciudades, como viene sucediendo en Paysandú con aquellas zonas inundables cuyos habitantes están siendo realojados.

En cuanto al eje programático referido a la adquisición del suelo urbano dotado de servicios, Moroy explicó que este punto alude específicamente a la conformación de carteras de tierra, donde también resultan fundamentales las herramientas que permiten la generación de ingresos para tal fin, así como esquemas de cesión, que posibilitan la compra directa.

La gestión de estos suelos urbanos –añade el documento- se realiza a través de inventarios que permiten la sistematización de la información, evitándose la subutilización y al mismo tiempo posibilitando la eficiente identificación de los predios disponibles.

En consonancia con estrategia nacional

Claudia Moroy aseguró que desde la Intendencia se “comparten plenamente” los ejes de este documento, que ya vienen implementándose “fuertemente, desde hace un tiempo” en Paysandú, vinculándolo con el recientemente aprobado Plan de Ordenamiento Territorial.

“Allí justamente se establecen un montón de herramientas que van a permitir generar ingresos hacia lo que representa la cartera de tierras”, indicó.

En este sentido, informó que actualmente se trabaja a través de una consultoría para, a través del Sistema de Información Geográfica, “poder sistematizar la información de todos los predios propiedad de la Intendencia”, así como “identificar sus usos, sus subutilizaciones e identificar también la posibilidad de suelos aptos, ya sea para vivienda como para otros usos como espacios públicos, que también son parte de ese ‘derecho a la ciudad’, conexo con el uso habitacional”.

Capacitación del personal vinculado al tema

La directora agregó que, para el uso de todas estas herramientas tecnológicas, es también fundamental la capacitación de todos quienes trabajan en el tema.

En este sentido, en las últimas horas se desarrolló un espacio de formación del que participaron referentes de todas las áreas vinculadas de la Intendencia, donde se brindaron pautas para la utilización de los recursos tecnológicos que permiten la sistematización de los datos.

Asimismo desde Ordenamiento Territorial también se trabaja en una consultoría de estudio económico y relevamiento de suelo, con un componente jurídico aportado por Escribanía de la Intendencia, “para tener un producto que vaya en el camino de sistematizar la información y conformar esa tierra urbana que muchas veces puede estar no identificada como vacante y que necesitamos para el desarrollo tanto de la vivienda como de los espacios públicos”.

En cuanto a programas de construcción de viviendas, informó que los proyectos de inminente ejecución refieren a relocalización de familias afincadas en zonas inundables, en tanto los espacios libres que se generan como resultado de estas estrategias se colonizarán “a través de proyectos concretos”, como el que se desarrollará en La Chapita, con un elemento fundamental de control territorial que impida “que se repita ese ciclo”.

Aseguró que el gobierno departamental acompaña los lineamientos generales que plantea el Ministerio de Vivienda en el entendido de que es el camino para seguir generando respuestas, con un crecimiento urbano en áreas consolidadas.

“También con el objetivo para este año de poner a andar esa cartera de tierras, que necesita financiación”, agregó refiriéndose a herramientas específicas de generación de recursos que engrosan un fondo de gestión territorial, estructurado para el fortalecimiento de la referida cartera.

“Acompañamos el proceso nacional y de alguna manera lo tenemos repicado a nivel local de manera bien importante, tratando de, en el correr de este año, poder elaborar esa cartera de tierras y ponerla en funcionamiento para seguir desarrollándola”, agregó.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados