imagen 007

Buen avance registran los trabajos de pavimentación de los diez kilómetros de camino que unen pueblo La Tentación con Ruta 3. La Intendencia completa la ejecución de una obra que asegura conectividad a los pobladores y ágil salida de la producción agropecuaria, así como el acceso a centros educativos y servicios de salud.

Buen avance de obras

“Se viene avanzando de forma intensa en estos últimos días”, informó el director general de Obras de la Intendencia, Gonzalo David de Lima, que en las últimas horas visitó la zona para supervisar el avance de los trabajos.

Indicó que, gracias a las buenas condiciones climáticas, ya se completó la aplicación del primer riego de bitumen (a lo largo de diez kilómetros) y “en el correr de estas horas” los trabajadores de la Intendencia estarán llegando al kilómetro 7 con el segundo riego, lo que dará por finalizada la obra de asfaltado.

“Estamos conformes con la obra, con el avance y la calidad de los trabajos que se vienen ejecutando”, destacó. Evaluó que en términos comparativos, la pavimentación de diez kilómetros de caminería rural, con tratamiento bituminoso doble, equivale a la recuperación “a nuevo” de unas cien cuadras en el medio urbano. “Se trata de un trabajo importante”, subrayó.

El proyecto de pavimentación total del camino a La Tentación implicó la recuperación y reconformación de la base, en el marco –indicó- de una obra “a fondo, estructural”, que demandó “un gran esfuerzo” e incorporó numerosos cruces de caños y otras obras hidráulicas que garantizan su durabilidad y transitabilidad los días de lluvia intensa.

Recuperación y recategorización

La concreción de este proyecto también implica la recategorización de este trazado e incluye la ejecución de obras hidráulicas, cruces de caños y construcción de alcantarillas.

Respecto a las intervenciones complementarias, el director de Obras informó que en estos momentos, en el área adyacente al centro poblado, se está construyendo “una de las últimas alcantarillas” previstas en este proyecto, que es “la de mayor porte”.

“La cuadrilla asignada para esta intervención ya está con los trabajos previos. Se trata de una alcantarilla de porte considerable, cuya construcción insumirá un par de meses”, explicó.

La construcción de esta estructura, que garantizará la conectividad incluso en condiciones de lluvia intensa, constituirá la finalización de este proyecto, que –indicó David de Lima- “dejará en muy buenas condiciones la conectividad del pueblo hacia la ruta”.

“Siempre nos hemos planteado mejorar sustancialmente la calidad de vida de la población y tener un mejor camino también permite acceder a la educación y a la salud, además de permitir la salida de la producción”, indicó.

Desafío desde lo logístico

La ejecución de obras de estas dimensiones, a varios kilómetros de la capital departamental, también constituye un desafío para la Intendencia en términos logísticos, así como una nueva apuesta del Gobierno Departamental a la revalorización del trabajo de los funcionarios.

“Es un tema que debe tenerse en cuenta. La logística para ejecutar trabajos a una determinada distancia implica un trabajo coordinado y aceitado para garantizar la necesaria continuidad de los trabajos”, afirmó el director de Obras y destacó la tarea de los supervisores, que resulta clave para el avance de obra y el éxito en la ejecución del proyecto.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn