imagen 001

Los inspectores de Tránsito de la Intendencia no multarán a los conductores de motos que circulen sin chaleco reflectivo, aunque sí advertirán que su uso es obligatorio por ley. Así lo confirmó el director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, quien ratificó el objetivo de la Intendencia de elevar los niveles de seguridad en las calles de Paysandú. También confirmó que no se multará ni se retendrán vehículos por no contar con seguro obligatorio, sino que se notificará al Ministerio del Interior.

No se multará por no uso del chaleco reflectivo

Ante una oleada de consultas e información inexacta divulgada a través de redes sociales, el titular de Tránsito de la Intendencia confirmó que los inspectores no aplicarán multas a aquellos motociclistas que circulen sin chaleco respectivo, sino que advertirá e incentivará su uso, en tanto informarán que la utilización de este elemento es de carácter obligatorio de acuerdo a la Ley Nacional de Seguridad Vial y Tránsito.

“Queremos aclarar que la intención de la Dirección de Tránsito, con respecto al chaleco, tiene una doble intención: por un lado, cumplir con la Ley Nacional que hace obligatoria su utilización en todo vehículo birrodado (incluido bicicletas) y por otro cuidar a los conductores, evitando siniestros”, afirmó.

Confirmó que los inspectores de la Intendencia, al constatar la ausencia de chaleco, “solamente harán advertencias para que se cumpla con la norma”.

Mejorar la seguridad

La decisión de la Dirección de Tránsito de no aplicar infracciones por esta transgresión se mantendrá –afirmó Álvarez Petraglia- “hasta nuevo aviso” e informó que la penalización por esta causa está a estudio en el seno del Congreso de Intendentes, donde se apunta a la unificación de criterios en cuanto a la aplicación de multas de tránsito.

Consideró que el chaleco reflectivo “es un instrumento que ayuda a mejorar la seguridad y visibilidad de estos conductores en la calle”, en particular en zonas periféricas y menos iluminadas.

Por tanto, la Intendencia trabaja para generar conciencia entre los conductores en cuanto a “la necesidad de utilizarlo” para hacerse más visibles y estar menos expuestos a siniestros.

“Ratificamos que no existe ningún afán recaudatorio, porque la Intendencia dio orden directa a los inspectores de que no se multe por este tema”, subrayó.

Asimismo, indicó que si por error un funcionario aplicase una infracción por esta causa, el conductor puede presentarse ante la Dirección de Tránsito, efectuar el reclamo y “la multa será retirada en forma inmediata”.

Las condiciones de los elementos reflectivos

Según determina la Ley 19.061 en su capítulo IV denominado De los dispositivos y elementos de seguridad pasiva y activa para ciclistas y motociclistas es obligatorio “para conductores y acompañantes de motos, ciclomotores, motocicletas, cuadriciclos o similares, el uso permanente durante su circulación en todas las vías públicas, de un chaleco o campera reflectivos o, en su defecto, bandas reflectivas que cumplan con las exigencias técnicas de reflexión de acuerdo con lo que fije la reglamentación”.

El texto también detalla que: “La vestimenta de alta visibilidad utilizada en la vía pública, entendida como chaleco y campera retroreflectiva o en su defecto bandas retro-reflectivas, debe destacar visualmente la presencia de los usuarios en la vía pública, conductor y acompañante, en su caso, de motos, ciclomotores, motocicletas, cuadriciclos, o similares…”.

Las bandas retro-reflectivas deben estar compuestas por una parte fluorescente y otra retro-reflectiva. La parte fluorescente de fondo, debe tener una superficie mínima de 0,14 m2 y la parte retro-reflectiva una superficie mínima de 0,10 m2 (o una superficie mínima de 0,2 m2 de material de desempeño combinado/dual) distribuidos en bandas retroreflectivas de ancho no inferior a 10 mm.

El chaleco retro-reflectivo reglamentario debe estar compuesto por una parte fluorescente y otra retro-reflectiva. La parte fluorescente de fondo, debe tener un área mínima de 0,50 m2 y la parte retro-reflectiva un área mínima de 0,13 m2 en bandas de ancho no menor a 50 mm.

Su diseño y características básicas reglamentarias deben ser las siguientes: El material debe rodear el torso de la persona y tener como mínimo una banda horizontal de material retroreflectivo de 50 mm de ancho alrededor del mismo. Dicha banda horizontal debe estar unida desde el pecho hasta la espalda por dos bandas retro-reflectivas verticales de 50 mm cada una pasando por arriba de cada hombro. La banda horizontal debe estar a una distancia mínima de 50 mm del borde inferior de la prenda.

El chaleco debe ser de tipo envolvente con cierre delantero (velcro u otro).

También serán considerados reglamentarios los chalecos retro-reflectivos fabricados bajo normas técnicas internacionales reconocidas que cumplan con las especificaciones básicas que se establecen en esa norma.

El chaleco reflectivo puede ser de cualquier color.

La Intendencia no retendrá vehículos sin seguro

En las últimas horas también trascendió que se retendrían aquellos vehículos que, contraviniendo la ley, circulasen si seguro obligatorio (SOA).

Álvarez Petraglia aclaró que la Intendencia no tiene competencia para retirar vehículos de la vía pública por esta causa, sino que esta función –de acuerdo a la ley- recae en el Ministerio del Interior.
La función de la Intendencia en este caso es fiscalizar que los vehículos efectivamente circulen con –al menos- seguro obligatorio y notificar al Ministerio del Interior cuáles lo hacen fuera de regla y sus conductores fueron advertidos.

Una ley que protege a víctimas de siniestros

Recordó que la implementación del seguro obligatorio de vehículos constituye “un viejo reclamo” del profesor de Derecho Civil Jorge Gamarra, quien, como suplente del senador Reinaldo Gargano, ingresó a Sala “para votar esta ley”, que atiende la situación de “todas las víctimas que quedaban desamparadas ante un siniestro de tránsito”, ya sea por consecuencias de invalidez o fallecimiento.

La Intendencia –ratificó- “cumple con la ley” y controla que “las personas que estén circulando tengan seguro obligatorio, que cubre por lesiones o por muerte” con hasta 250.000 Unidades Indexadas.

Los inspectores de Tránsito solicitarán a los conductores que demuestren, mediante documentación, poseer al menos el seguro básico (SOA). Si no pudiese hacerlo, se les hará una advertencia y contarán con un plazo de diez días para presentarse en Movilidad Urbana (Colón y Bulevar Artigas) para exhibir la documentación.

Si no se presentasen –agregó Álvarez Petraglia- la información será elevada a Jefatura de Policía, ya que –de acuerdo a la ley- es el Ministerio del Interior el facultado para “incautar los vehículos que circulan sin seguro obligatorio”.

“La Intendencia no va a multar, porque con respecto al SOA no hay multa prevista en ninguna norma”, afirmó.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn