logo cecoed 001Ante la situación climáticamente adversa ocurrida en las primeras horas de este viernes, el Centro Coordinador de Emergencias Departamental atendió diferentes realidades provocadas por la intensa lluvia caída y daños causados por el viento. Luego de una reunión evaluatoria de lo ocurrido, Marco García, Coordinador del Comité Departamental de Emergencia detalló el protocolo desplegado.

A las 10:30 horas, 22 personas permanecían fuera de sus hogares anegados “las que fueron atendidas directamente por el CECOED, habiendo intervenido en la madrugada el Ministerio del Interior a través de bomberos y efectivos policiales para posteriormente sumarse al trabajo de los equipos de la Intendencia”, indicó García.

De las 22 personas que debieron abandonar sus viviendas, 10 están alojadas en el refugio La Heroica y las 12 restantes se encuentran en casas de sus familiares y amistades.

Se realizaron 20 intervenciones atendiendo situaciones provocadas por árboles caídos en diferentes zonas de la ciudad. Falta el suministro de energía eléctrica en buena parte de Chapicuy y zonas cercanas a la localidad y en nuestra ciudad, ocurre lo mismo en calle Montevideo al sur, San Félix y accesos a Casa Blanca.

Reunión evaluatoria

Las instituciones integrantes del CDE concluyeron que la situación es preocupante. “Estuvimos recorriendo esta mañana verificando el estado del arroyo Sacra teniendo en cuenta que hay varias familias que fueron desplazadas de esa zona y considerando, de acuerdo a los informes que tenemos, falta bajar agua desde el norte por lo que continuaremos monitoreando esa situación”, manifestó García.

El nivel del río Uruguay se encuentra en 2,20 metros frente al puerto local. Si bien está creciendo, la evacuación de Salto Grande se sitúa entre 2.000 y 4.000 metros cúbicos por segundo. “Hoy, cuando nos comunicamos con las autoridades de la represa, nos señalaron que continuarán evacuando volúmenes que se ubicarán entre 7.000 y 10.000 metros cúbicos por segundo lo que provocará una variación de la altura del río frente a nuestra costa, entre 2,20 metros a 3,60 metros y hasta 4 metros”, señaló García.

Como consecuencia de esto se entiende que llegando a esos niveles, “no tendremos necesidad de evacuar vecinos por la creciente del río Uruguay”.

Esta situación favorecerá a que los arroyos urbanos La Curtiembre y Sacra puedan desagotar en forma más rápida su caudal.

“Los pronósticos están indicando que para el día martes 18 de diciembre, hay probabilidades de tener un evento similar” al ocurrido por estas horas, finalizó expresando García.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados