imagen 005

Tras ser aprobado por la Junta Departamental, la Intendencia prepara la entrada en vigencia del decreto que establece la obligatoriedad de la transferencia municipal de vehículos cuyo título de propiedad se haya inscripto en el Registro de Propiedad. La norma establece plazos y multas por incumplimiento. La reglamentación del documento se encuentra a estudio del Intendente y entrará en vigencia a mediados de enero.

El contenido del decreto

El 6 de julio de 2017, por voto unánime, la Junta Departamental aprobó el Decreto Nº 7548/2017, que en su Artículo 1º establece la obligatoriedad de la “realización de la transferencia municipal de los vehículos que sean objeto de inscripción registral, dentro de los noventa días de haber inscripto en el Registro de la Propiedad, sección Mobiliaria, el respectivo título de propiedad”.

De acuerdo a lo establecido en el Artículo 2º del Decreto, dicha transferencia debe realizarse en la Dirección de Tránsito de la Intendencia, debiéndose presentar la correspondiente documentación, como libreta de propiedad del vehículo y título de propiedad.

El Artículo 3º establece que quienes no realicen la transferencia en la Intendencia en el plazo establecido, “deberán abonar una Unidad Reajustable por concepto de multa al momento en que efectivamente soliciten la transferencia”.

Asimismo –de acuerdo a lo expresado en el Artículo 4º-, si el vehículo a transferir no se encuentra registrado en la Intendencia a nombre del enajenante, “se deberá abonar una Unidad Reajustable por concepto de multa a cada una de las transferencias omitidas”.

El Decreto también se expide acerca de otras situaciones, como el fallecimiento del titular del vehículo, estableciéndose obligatoriedades en cuanto a la notificación a la Dirección de Tránsito, así como determina un plazo para la regularización “sin ningún tipo de sanción”.

Las ventajas del nuevo sistema

Según se informó desde la Dirección de Tránsito, el nuevo régimen de transferencias en la Intendencia “brinda importantes ventajas de diversa índole”, por tanto “coloca en su verdadero lugar en cuanto a importancia y efectos jurídicos al título de propiedad y la transferencia municipal del vehículo”.

Además, “da una mayor seguridad al tráfico jurídico de los automotores, evitando que, por desconocimiento de los propietarios, aquellos sean embargados al no haber inscripto el título respectivo”, en tanto “evita la innecesaria duplicación actual, en la cual conviven el régimen municipal y el registral”.

También simplifica la gestión del contribuyente, mejora el contralor y recaudación de la Intendencia, y asegura a los contribuyentes la no aplicación de multas en otros departamentos, donde rige otra normativa relacionada a la omisión de transferencia del vehículo.

El proyecto de reglamentación elevado para la consideración del Intendente incorpora aspectos relacionados a “transferencias con título en trámite de inscripción”, así como requisitos documentales para la realización de la transferencia. También, entre otros ítems, alude a la aplicación de multas, su forma de carga y cobro, además de registro de comunicaciones de presuntos herederos.

El nuevo mecanismo, que se aplicará desde mediados de enero de 2018, no provocará cambios en el sistema actual de empadronamiento de los autos cero kilómetros y tampoco involucra motos, triciclos y cuatriciclos sino sólo los automotores que son los registrables, se aclaró desde Tránsito.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados