En el marco del Plan Avanzar, el realojo “Vialidad” ya concretó acuerdos de adhesión

Con la presencia del Intendente Nicolás Olivera y de la directora nacional de la Dinisu, Florencia Arbeleche, se llevó a cabo este miércoles la asamblea de adhesión y conformidad correspondiente al proceso de realojo de familias afincadas en la zona de la ex Dirección de Vialidad. En el marco del Plan Avanzar, 43 familias de este vecindario serán realojadas y dejarán de verse afectadas por las periódicas crecidas del río Uruguay.

Transformar vidas

Ejecutado en Paysandú en convenio con la Intendencia Departamental, el Plan Avanzar de erradicación de asentamientos irregulares beneficiará en nuestro departamento a unas 600 familias, con una inversión cercana a los 54 millones de dólares.

El programa alcanza a familias afincadas en diferentes zonas, en particular áreas inundables, que son realojadas en viviendas nuevas y usadas, en el marco de un proceso que también contempla refacción de infraestructura existente y autoconstrucción, además de amplias intervenciones de urbanización y extensión de servicios esenciales como agua, electricidad y saneamiento.

Inscripto en este programa, el sector aledaño a la ex Dirección de Vialidad, ubicado al oeste de avenida Batlle y Ordóñez, a la altura de las calles Washington y Bolívar, nuclea a unas 43 familias (unas 130 personas) que serán realojadas en tres predios diferentes.

Para avanzar en este proceso, en el marco de una asamblea pública, los beneficiarios deben firmar documentos de conformidad que establecen, entre otros puntos, su compromiso de desmantelar sus viviendas, mudarse a los nuevos complejos y no volver a ocupar los terrenos que usufructuaban.

En este caso, la asamblea se llevó a cabo en el Centro Diurno ubicado en la zona de Uruguay y Zelmar Michelini, donde además de los vecinos estuvieron presentes el Intendente Nicolás Olivera, el secretario general, Fermín Farinha, la titular de la Dirección Nacional de Integración Social y Urbana (Dinisu), además de coordinadora del Plan Avanzar, Florencia Arbeleche y la responsable de la Unidad de Vivienda de la Intendencia, Vanessa Rey, entre otras autoridades.

“Hecho verdaderamente significativo”

Olivera, dirigiéndose a las familias inscriptas en el realojo, destacó el impacto de una vivienda en la vida de las personas, porque constituye “un escalón, una base sólida” para dejar atrás determinadas cuestiones básicas y poder empezar a planificar de otra forma, con nuevos objetivos.

“Todos ustedes tenían un techo, pero en un lugar en el que lamentablemente, cada tanto, tenían que salir porque llegaba el agua”, reflexionó.

Destacó el rol del Gobierno Nacional en este proceso, a través del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y de la Dinisu, que junto a la Intendencia viene llevando adelante en Paysandú un trabajo que demanda muchos recursos económicos (más de 54 millones de dólares), predios para construir viviendas y conformación de equipos técnicos que desarrollan una labor fundamental, en plazos muy reducidos, ajustándolos a las dinámicas familiares y sociales.

“Hoy es un hecho verdaderamente significativo. Porque hacemos un acuerdo en donde nosotros asumimos un compromiso como Estado, nacional, departamental, de proveer una solución, una vivienda, mientras que ustedes asumen otro compromiso: que cuando eso esté pronto, irán a habitar esa vivienda y dejarán ese lugar para que nadie más vuelva a estar allí y vuelva a padecer lo que ustedes padecieron”, enfatizó el Intendente.

Arbeleche en tanto, destacó el proceso de trabajo que se viene desarrollando junto a la Intendencia de Paysandú, en base a un acuerdo estratégico que permite brindar soluciones a muchas familias, en plazos muy reducidos.

En el caso del realojo “Vialidad”, la solicitud de comienzo del proceso se elevó el año pasado y ya a mediados de 2024 se cuenta con los terrenos, se realizó el trabajo social y se completaron los procesos licitatorios para el comienzo de obras.

“Esto ha sido increíble. Porque se ha ido trabajando y agilizando los procesos, creando instrumentos; haciendo licitaciones previas. Esto es inédito”, enfatizó Arbeleche.

Con una inversión de 3,5 millones de dólares, el proceso de construcción de las nuevas viviendas comenzará a la brevedad y ya se desarrollaron los procesos licitatorios vinculados a la fase de obra, resultando adjudicataria la empresa Impacto, que ya está desplegada en el territorio.

La firma de los documentos de adhesión y conformidad fue supervisada por las escribanas de la Intendencia Rosina Álvarez y Mariana Mazzilli.