Cierre de actividades 2023 del programa Familias Fuertes

Responsables de la charla

En las instalaciones de la Dirección de Promoción Social se llevó a cabo este miércoles el cierre de actividades 2023 del programa Familias Fuertes, instrumentado en nuestro país por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y ejecutado en Paysandú con el apoyo de la Intendencia Departamental, junto a organismos como INAU y ASSE.

Límites con amor

A través de un equipo multidisciplinario, Familias Fuertes, incorporando diferentes herramientas de prevención primaria, trabaja con el objetivo de fortalecer los lazos entre padres e hijos, poniendo al alcance estrategias y habilidades para afrontar situaciones de la cotidianidad como el establecimiento de límites, con especial hincapié en la comunicación y la demostración de afecto.

En esta primera etapa, con quince familias participantes, el programa ofreció siete talleres, distribuidos semanalmente y con una duración de dos horas.

El apoyo de la Intendencia a la ejecución del programa incluyó la capacitación de funcionarios en instancias que se llevaron a cabo en la capital del país, con participación de representantes de otras instituciones como el INAU y ASSE.

Además de brindar herramientas para fortalecer la relación de padres e hijos, Familias Fuertes también apunta a la prevención de conductas de riesgo relacionadas al consumo de sustancias, anticipándose al primer contacto que muchas veces posibilita la consolidación una situación de consumo.

En la instancia de cierre de actividades 2023 participó la directora de Promoción y Desarrollo, Guadalupe Caballero.

Integrantes presentes

“Muy gratificante”

Padres, madres y niños que participaron en esta primera etapa destacaron el aporte de los diferentes talleres y actividades, dado que permitieron incorporar herramientas aplicables a la vida cotidiana, donde generalmente la problemática está vinculada a la comunicación e interacción con los adolescentes, a quienes es primordial aceptar y señalar límites, con empatía, escucha y afecto.

Mariela, una de las participantes y mamá de una niña de 11 años, aseguró que las herramientas obtenidas en las diferentes instancias de taller fueron muy útiles para gestionar “el tema de la rebeldía, que tienen todos los adolescentes”, poniendo en juego “amor y límites”.

“Hay que poner límites, pero con amor. Fue algo que aprendí y que es muy importante”, afirmó.

Mirna, mamá de una adolescente de 13, comentó que la propuesta representó una experiencia “totalmente nueva” y a la vez “muy gratificante”, porque contribuyó a la gestión de “varias áreas” de la relación con su hija.

“Muchas cosas pusimos en práctica. De a poco vamos avanzando”, relató.

La jornada de cierre incluyó nuevas instancias con los padres y un encuentro final de socialización, donde se compartió una torta elaborada por funcionarios de la Dirección de Promoción Social.

Leave A Reply