compactacion 001Federico Álvarez Petraglia anunció que a finales de octubre serán compactas “unas mil motos y algún automóvil” incautados por circular irregularmente. Para el director, ésta acción que se sumará a la compactación ya concretada de otras 3.000 motos, es “un mensaje claro” de que la Intendencia “seguirá controlando”. Anunció que se estudia la viabilidad de introducir un control vehicular moderno y en base a tecnología.

“Un mensaje claro”

En lo que calificó como “un mensaje claro a la población de que vamos a seguir controlando para retirar de la vía pública todos los vehículos que circulen en forma inadecuada”, el director de Tránsito de la Intendencia informó que “sobre finales de octubre se compactarán otras mil motos y algún automóvil que hemos incautado a lo largo del año”.

Federico Álvarez Petraglia agregó que estas acciones resultan “de una política que vino para quedarse y que implica el desembarco de la Intendencia en el territorio a través de una mayor fiscalización lo que ha traído aparejado que un volumen muy importante de motos y un número mucho más chico de autos haya sido incautado por circular en forma absolutamente anti reglamentaria”.

El director recordó que al momento se han compactado unas 3.000 motos y que las que serán sometidas a ese proceso en algunos días fueron incautadas en el primer semestre del año y tras diversas convocatorias, según determina la norma que rige en la materia, sus propietarios no se presentaron a regularizar la situación.

Opinó que estas acciones de control “han causado un impacto positivo en las políticas de control que hace la Intendencia”, retirando de circulación máquinas que transitaban irregularmente y que en algunos casos “hasta eran armadas de a pedazos”.

Hacia una nueva inspección vehicular

Álvarez Petraglia adelantó que la Intendencia trabaja para implementar “una inspección vehicular moderna, tecnológica y adaptada a lo que hoy en día se demanda de esos controles”.

Si bien destacó que los funcionarios abocados a la tarea “son personas muy capacitadas y excelentes profesionales”, reconoció que “es una inspección poco menos que ocular” y que el objetivo es incorporar una serie de elementos que permitan elevar el contralor, “al nivel de lo que se hace en Montevideo”, de forma de asegurar que todos los vehículos que circulen por las calles de Paysandú lo hagan cumpliendo con las condiciones de seguridad.

Para el jerarca, la concreción de esta medida redundará “en una mayor protección para la gente” y se evitarán siniestros “que la amplísima mayoría de las veces se producen por negligencias de las personas ya sea en el manejo como en el mantenimiento de los automotores”.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados