transito nostalgiaAdemás de los controles de rutina referidos a la documentación de conductores y al estado de los vehículos, en este caso se controlará el consumo de droga y alcohol para lo cual se dispondrá de dispositivos especiales. Desde la Dirección de Tránsito de la Intendencia se recuerda que en Uruguay rige la tolerancia cero en consumo de esas sustancias para quienes vayan a manejar.

Cero tolerancia en alcohol y drogas

El supervisor de inspectores de la Dirección de Tránsito de la Intendencia, Adrián Machuca, explicó que en el marco del operativo por la “Noche de la Nostalgia” se realizarán controles de alcoholemia y de consumo de drogas, además de los de documentación y de estado de los vehículos que se hacen regularmente.

Sobre el control de consumo de drogas, dijo que se le pedirá al conductor “que deposite saliva en un dispositivo” (con apariencia similar a una pequeña copa) desde donde se extrae una muestra con un gotero para aplicarla en el test. “Después, entre 5 y 7 minutos más tarde, estará el resultado y permitirá saber si la persona consumió marihuana, cocaína o alguna otra droga psicotrópica”. Si la prueba da resultado positivo “la persona queda inhabilitada para consumir”.

Respecto a los controles de espirometría, Machuca explicó que el conductor debe descender del vehículo “y se le pide que sople a una distancia prudencial, sin apoyar los labios en la boquilla del aparato”. Si el resultado es positivo, inmediatamente se hace un procedimiento para saber “cuál es la graduación de alcohol en la sangre”. El funcionario recordó que “en Uruguay la tolerancia es cero, tanto en alcohol como drogas” para quienes circulen conduciendo vehículos.

Controles de rutina

Además de estos “controles específicos”, los inspectores verificarán que se circule “con la licencia de conducir, libreta de propiedad, chapa matrícula, las luces correspondientes, luces largas, luces cortas, señaleros, balizas, frenos, inspección técnica y seguro al día”.

Enfatizó en que “de acuerdo a la normativa vigente ningún conductor puede negarse a cumplir con estos controles”. Agregó que de existir una negativa, “se presume como positivo, lo que es penado tanto por la legislación departamental como por las leyes nacionales”.

El supervisor explicó que en el caso de que haya algún resultado positivo, los inspectores solicitarán que “otra persona que tenga licencia de conducir y que no haya consumido alcohol ni droga concurra para hacerse cargo del vehículo”. Si no hubiera esa posibilidad, la Intendencia se hará responsable del rodado.

Ante situación se incauta la licencia de conducir y el titular de ese documento queda inhabilitado para manejar cualquier tipo de vehículos, recordó el funcionario.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados