clamar1

El Intendente destinó al Club de Ayuda Mutua de Pacientes con Artritis Reumatoidea (CLAMAR) un aporte de 28.800 pesos que surge del porcentaje que recibió la Intendencia por la venta de tiques de la Zona Azul en el mes de junio. La organización destinará el aporte a resolver algunas dificultades en su sede. El director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, insistió en que el régimen de estacionamiento tarifado no persigue afán recaudatorio alguno y aseguró que sigue aumentando la utilización del servicio.

Aporte de 28.800 pesos para solucionar problemas en el local

El Intendente entregó parte de lo que le correspondió a la Intendencia por la venta de tiques de la Zona Azul en el mes de junio al Club de Ayuda Mutua de Pacientes con Artritis Reumatoidea (CLAMAR). La colaboración, de 28.800 pesos, se materializó este jueves 20 de julio cuando Caraballo junto a integrantes de su equipo de gobierno visitó el lugar donde funciona la sede de la organización, en calle Lucas Píriz casi José Pedro Varela, en oportunidad de que el grupo celebraba su reunión semanal.

Acompañaron al Intendente, el director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, y los integrantes de la Unidad de Diálogo con los Vecinos, Gastón Giles y Milka Arguet. Resultó una instancia de intercambio, en la que los integrantes de CLAMAR relataron el desafío de convivir con la enfermedad y sus efectos.

El Intendente destinó al encuentro un importante tramo de su agenda de la tarde de este jueves.

El aporte se destinará a solucionar algunos problemas vinculados con la sanitaria, situaciones  que resultaban de difícil definición dado que el grupo carecía de recursos que pudiera derivar al mencionado fin. “No le vamos a solucionar todos los problemas, pero vamos a dar una mano para que solucionen algunas dificultades y que los preocupaba mucho”, destacó el director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia. 

De la reunión surgió el acuerdo de seguir trabajando en conjunto, en busca de nuevas oportunidades que beneficien al Club y aporten a la calidad de vida de sus integrantes. 

Lo entregado a CLAMAR surge de los 135.000 pesos que la Intendencia recibió por las ventas de estacionamiento en el mes de junio. La semana que viene se entregará otro cheque a una nueva institución.  

“Ningún interés recaudatorio”

“Tal como se ha dicho desde el principio, la Intendencia no tiene ningún interés recaudatorio con la Zona Azul sino que el único interés es reordenar la movilidad urbana del centro”, enfatizó el director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, tras participar de la actividad en CLAMAR.

Dijo que en línea con ese principio, “la Intendencia dona todo el porcentaje que le corresponde por la venta de tiques”. Las colaboraciones se entregan mes a mes, inmediatamente se recibe la liquidación de la empresa adjudicataria del servicio. 

La tendencia creciente

El jerarca afirmó que “contrariamente a algunos pronósticos agoreros, la zona de estacionamiento tarifado sigue creciendo mes a mes en cuanto a la cantidad de los tiques que se venden”. Para Álvarez Petraglia esto revela que los sanduceros se acostumbran al servicio y valoran su utilidad.  

El incremento en la demanda de estacionamiento ha sido sostenido en los últimos 3 meses. De marzo a abril la venta creció un 13 por ciento, de abril a mayo un 29 por ciento y de mayo a junio un 7 por ciento. El director adelantó que en lo que va del mes de julio se corroboró que la tendencia se reafirma.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados