compactacion 002

Este jueves 23 de marzo se llevó a cabo la compactación de unas 500 motos incautadas por la Intendencia. El director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, ratificó que esta Administración cumple con las leyes y no exime de multas por amiguismo, en tanto consideró que sacar estas motos de circulación contribuye a disminuir la siniestralidad y el delito. “La postura es: la aplicación de la ley en forma irrestricta”, enfatizó.

“Postura clara” de la Intendencia

En las instalaciones del Corralón Municipal, con la máquina que proporciona el Ministerio del Interior, la Dirección de Tránsito cumplió con la compactación de unas 500 motos incautadas en diferentes operativos, que circulaban fuera de regla o se trataba de birrodados armados con partes de otros, totalmente carentes de documentación o elementos de seguridad.

Presente en el operativo, acompañado por el responsable del Movilidad Urbana, Eduardo García, el director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, indicó que, de acuerdo al compromiso asumido por la actual administración, se mantiene “una postura muy clara en cuanto a motos que circulan en forma irregular” en nuestro departamento.

“La postura es: la aplicación de la ley en forma irrestricta”, enfatizó.

Esto implica que los vehículos incautados, cuyos propietarios no se presentan a reclamarlos tras la publicación de los listados tanto en el diario oficial como en el de circulación local, son sacados de circulación en forma definitiva y posteriormente compactados por una máquina especial, asentada en un camión, que se traslada a Paysandú en el marco de un convenio entre la Intendencia y el Ministerio del Interior.

“No sacamos multas”

El titular de Tránsito estableció una clara diferencia entre el proceder de la actual administración departamental respecto a su antecesora.

“Quiero que la población de Paysandú comprenda y vea cómo ha sido el cambio de una Administración a otra”, subrayó y recordó que antes “si a usted le sacaban la moto y le aplicaban una multa”, solamente “bastaba hablar con algún jerarca, para que le devolvieran la moto o le sacaran la multa”.

“Nosotros, desde la Administración Caraballo, queremos decir que no sacamos multas y no devolvemos motos. Si no se paga y no se cumple con las normas vigentes, el resultado de las infracciones será éste”, afirmó refiriéndose al destino que tendrán los vehículos incautados cuyos propietarios no se presenten a reclamarlos y regularizar su situación.

“Un buen mensaje para la ciudadanía”

En esta ocasión se compactaron unas 500 motos, incautadas hasta octubre de 2016, en tanto está previsto que a mediados de año se complete el procedimiento de notificación con la totalidad de las incautadas el pasado año, para dar paso a las publicaciones correspondientes a las retenidas el presente año.

El procedimiento –subrayó- se lleva a cabo “en forma igualitaria”, sin reparar “en nombre, partidos políticos, amistad o enemistad con cualquier persona”.

“Esto es un buen mensaje para toda la ciudadanía. Esta administración no hace diferencia entre nadie y el único bien que persigue es lograr –como siempre lo decimos- mejorar el cumplimiento de la norma, lo que conlleva evitar siniestros con lesiones graves y muertes en el departamento de Paysandú”, aseveró.

Paysandú a la cabeza en políticas de disminución de siniestros

El director de Tránsito también refirió a las recientemente divulgadas estadísticas de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), donde se establece que hubo una importante disminución de la siniestralidad de tránsito en Paysandú, que constituye “el departamento mejor posicionado en el país” en cuanto al resultado de políticas orientadas a disminuir los accidentes.

Consideró que la disminución de los siniestros en Paysandú, además de reflejar la asimilación del mensaje en la población, también es el resultado de las “políticas inflexibles en cuanto al cumplimiento de la norma” y a “fiscalizaciones mucho más fuertes”.

Contribución a la seguridad ciudadana

Asimismo, Álvarez Petraglia consideró que la incautación de motos en situación irregular, muchas armadas de a pedazos, también contribuye a la seguridad ciudadana y a disminuir las tasas de delitos, ya que en diversas ocasiones estos vehículos están involucrados en rapiñas y arrebatos.

“Incautamos ese tipo de vehículos; sin documentación de ninguna especie o conducidos por personas en estado de ebriedad”, afirmó.

 

Artículos Relacionados
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3