unasev 002

El Intendente defendió el proceso que impulsa su gestión a partir de la decisión política de priorizar el tema del tránsito, superando aquella etapa sin controles, en la que se dejaba hacer a cada cual lo que quisiera. Caraballo destacó el valor del proceso de reflexión sobre las medidas que se toma, de diálogo social y de verificar los resultados. Se mostró confiado de cumplir con el objetivo de bajar los siniestros un 10% en 2017.

La reivindicación del proceso

El Intendente Caraballo realizó la apertura del acto de adhesión del departamento al Plan Operativo de Seguridad Vial 2017 desarrollado este martes 21 de marzo en Casa de Cultura.

Reivindicó el proceso que se ha desatado en Paysandú con el liderazgo de la Intendencia, lo que resulta de “la voluntad política” de la Administración que ha definido el tema del tránsito como prioridad política.

Esa definición “implica destinar una gran cantidad de energía en un tema que en si mismo es complejo y requiere una serie de decisiones también complejas”. Caraballo destacó que las nuevas realidades en la materia no se construyen con una única decisión, sino que debe darse un proceso de resoluciones que favorezcan la aparición de resultados.

Las medidas que se han implementado en Paysandú “son productos, en primer lugar, del gobernante que piensa” sobre un tema de particular impacto en la comunidad. Ese proceso de pensamiento tiene una instancia posterior que consiste en dialogar e intercambiar.

Reconoció que la problemática plantea una realidad “llena de dilemas”, lo que determina la necesidad “de un tiempo para pensar sobre el conjunto de decisiones que se toman para tener estos resultados”

El diálogo social

A la etapa de reflexión “se suma un hecho que para nosotros es muy importante que es el de dialogar”. Guillermo Caraballo destacó el proceso de diálogo social por el tránsito “que nos permitió llegar a una infinidad de actores sociales del departamento con los que nos seguiremos vinculando”.

Las decisiones tomadas “después se deben chequear técnicamente”, acción reivindicada por el Intendente en tanto permite conocer si se están logrando “los resultados que uno espera”.

Los resultados del proceso

Enfatizó en lo acertado del proceso que impulsa su gestión dado que de otra forma “no se explicaría como de un año para otro se redujo un 25 por ciento la siniestralidad”.

Contextualizó el logro en el compromiso de la Intendencia pero también mencionó “a todas las instituciones” que comparten el esfuerzo caso de la Dirección Departamental de Salud y la Jefatura de Policía, con las que se trabaja “en forma sintonizada, permanentemente”. Expresó su deseo de sostener ese vínculo y método de trabajo para poder abordar en conjunto “el desafío que se viene”.

Prioridad para el gobierno

Caraballo recordó que hace algún tiempo, en el ámbito del Congreso de Intendentes, planteó a Gerardo Barrios, presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (UNASEV), “el deseo de que Paysandú sea uno de los primeros departamentos en firmar el compromiso de adhesión a las metas, porque tenemos la voluntad de cumplirlo”.

Dijo que la concreción de esa adhesión “reafirma, una vez más, que las políticas de tránsito son prioritarias para este gobierno departamental porque están juego las vidas y en muchos casos la vida de gente joven”.
    
La trascendencia del tema no amerita el desacuerdo y demanda que todos nos pongamos a trabajar con el liderazgo del gobierno departamental.
 
Esta decisión implica “actitud, el querer comprarse el problema”, enfatizó. Los sanduceros “venimos pagando el precio del tiempo en el cual el tránsito no era un asunto prioritario, que se dejaba de lado, se dejaba hacer y que pasara lo que tuviera que pasar”.

El Intendente enfatizó que “esto no es así, el Estado debe intervenir” y defendió el desempeño de los integrantes de su equipo de gestión que han sido más visibles en el tema, citando al secretario general de la Intendencia, Mario Díaz, al director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, a Andrés Piaggio y Sergio Coelho.

Caraballo recordó la incorporación de inspectores de tránsito, “duplicando el número que teníamos”, y la adquisición de tecnología y recursos que han generado nuevas condiciones para el trabajo en la calle.

Dijo que la línea de trabajo marcada para los inspectores determinó “un primer tiempo de acercamiento, de diálogo, porque en el fondo se trata de cambiar hábitos”. Pero también destacó la capacidad que ha demostrado ese equipo de trabajo “cumpliendo muy bien la tarea de fiscalización”. En este sentido marcó “que la sociedad también necesita que haya servidores públicos que regulen el funcionamiento del tránsito en la ciudad y el departamento”

El jerarca expresó la satisfacción “por la parte del deber cumplido” y expresó la decisión de seguir “en esta línea”, lo que determina la adhesión al compromiso propuesto desde UNASEV.

La meta para 2017 es que los siniestros desciendan un 10 por ciento respecto al año anterior. Caraballo expresó su confianza en alcanzar el objetivo considerando que el año anterior la reducción llegó al 25 por ciento y el compromiso de la Intendencia y de las instituciones que la acompañan al que debe plegarse “la comunidad en su conjunto”.

Junto al Intendente, en la mesa sobre la que se suscribió el acuerdo, estuvieron presidiendo la ceremonia, el secretario general, Mario Díaz, el presidente de UNASEV, Gerardo Barrios, el Jefe de Policía, Luis Mendoza, el director Departamental de Salud, Juan Gorosterrazú y el director de tránsito de la Intendencia, Federico Álvarez Petraglia.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3
Artículos Relacionados