52 semana logo Ante versiones de prensa donde particulares ponen en entredicho el proceder de la Administración Departamental en cuanto al mecanismo de adjudicaciones inherente al desarrollo de la 52 Semana de la Cerveza, la Intendencia y el Comité Organizador ratifican el rumbo trazado en cuanto a la instrumentación del llamado público como herramienta excluyente para la contratación de bienes y servicios necesarios para el desarrollo de la fiesta.

A propósito del llamado público para la venta de pop y espumita dentro del predio ferial, en su artículo 3, el pliego establece claramente que se otorgaría un (1) puesto para la elaboración y venta de dicho producto, en tanto en su artículo 14 recuerda que la Intendencia de Paysandú “se reserva el derecho a adjudicar total o parcialmente la o las ofertas que a su exclusivo criterio discrecional considere más convenientes a su destino, protegiendo el nivel de la semana en cuestión, así como rechazarlas todas sin expresión de causa, en cuyo caso, no se tendrá derecho a reclamo alguno por parte de los oferentes por ningún concepto”.

En cuanto al planteo realizado por un particular a través de un medio de prensa a propósito de este llamado, se ratifica que la propuesta de este comerciante no se ajustó a lo establecido en el pliegue respecto a la cantidad de puestos a adjudicar (1), ya que su oferta fue por dos (2) puestos, en tanto no realizó consultas durante el desarrollo del proceso, a lo que estaba expresamente facultado.

Ante la no presentación de ofertas que se ajustasen a lo establecido en el pliego, la Administración hizo uso de su facultad de declarar desierto el llamado (mediante resolución firmada por el señor Intendente) y acometer la vía de la adjudicación directa, siempre ajustándose a los parámetros generales establecidos en el llamado original.

Es de advertir que la Administración posee la más amplia discrecionalidad para elaborar estos pliegos y luego que éstos son publicados su modificación sólo puede realizarse previo a la apertura de ofertas, y en los casos que lo considere necesario y justificado, y/o frente a una consulta u observación formulada por un interesado en ofertar, nada lo cual acaeció en el llamado referido y cuestionado.

Es importante tener presente que no es motivo válido y suficiente modificar las condiciones de un llamado sólo por el hecho de que éste no se ajuste al interés particular del oferente y mucho menos en la etapa de adjudicación –posterior a la apertura de ofertas-. De así procederse, se estaría afectando el derecho de igualdad de los interesados o inclusive de todos aquellos que vieron el llamado y no se presentaron porque las condiciones no les eran convenientes, y mucho menos proceder a realizar una adjudicación que excede el llamado, atendiendo a los requerimientos fuera de lugar del oferente.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados