casa mujer

La Intendencia “no podía mirar para el costado” ante un problema “que hace mucho daño” y aporta una solución transitoria a situaciones extremas que se atenderán de acuerdo a un protocolo que se define junto a otras organizaciones del Estado, destacó Guillermo Caraballo.

El Intendente, que anunció que el servicio estará operativo en breve, dijo que no dudó en preferir este destino para el inmueble a ocuparlo periódicamente como alojamiento o sede de reuniones.

Caraballo realizó el anuncio en la tarde de este martes 7 de marzo, acompañado por el secretario general de la Intendencia, Mario Díaz, la directora de la Unidad de Género, Generaciones y Derechos Humanos, Mariela Coiro, y el director de Diálogo con los Vecinos, Gastón Giles.

Dijo que si bien el tema no resulta de estricta competencia de la Intendencia, su gobierno “no podía cruzarse de brazos, verlo pasar y mirar para el costado”.

Reconoció que el país sufre con este problema “un asunto estructural que hace mucho daño” y que la Intendencia “debe predisponerse para dar una mano y cooperar con otros para encontrar una solución aunque más no sea provisoria”.

El Intendente, que bregó por la aparición de soluciones “integrales y estructurales”, habló de la necesidad de generar alternativas que permitan atender la emergencia.

Puso como ejemplo las situaciones que se dan a determinadas horas de la noche, cuando ante un contexto de violencia “la mujer no tiene donde ir, ni donde cuidar a sus hijos, hasta que con el paso de las horas el hecho se dilucide”.

El inmueble está dotado de 5 habitaciones y allí podrán quedarse, de manera transitoria, las mujeres y sus hijos víctimas de violencia que no dispongan de otra alternativa de alojamiento.

Informó que en la etapa de elaboración de este proyecto, “se mantuvieron reuniones con jueces, fiscales, Ministerio del Interior y con otros colaboradores como el MIDES, el Ministerio de Salud y la Departamental de Salud”.

De ese ámbito interinstitucional surgirá un protocolo que regirá cuales son los casos que deberán ser derivados a la residencia y regulará otros aspectos que hacen a la utilización del servicio en cuanto, por ejemplo, a las extensiones de las estadías.

De acuerdo a las cifras que aportan las instituciones involucradas en el tema, “en el mes de febrero sucedieron en Paysandú 12 casos de mujeres con hijos que no tenían donde alojarse”.

El Intendente destacó que el inmueble que dispuso se destine a atender estas situaciones de emergencia “está en muy buenas condiciones” y que hasta el momento era ocupado por algunas personas que venían a dar algunas clases o talleres y para hacer reuniones.

Enfatizó que “entre esos dos objetivos, está claro que elegimos este y lo disponemos para que prontamente pueda ser utilizado con este cometido”.

Recordó que está previsto que el mes que viene se incorpore a Paysandú el sistema de las tobilleras para los agresores, “de modo que hay que prepararse como comunidad para atender estas situaciones puntuales”.

Para el Intendente sanducero “este fenómeno estructural que sufre el país no se soluciona con discursos y con campañas, sino que son estas acciones, pequeñas pero radicales, las que terminan contribuyendo a atender situaciones que son de extrema gravedad”.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3
Artículos Relacionados