inmujeresSubrayan políticas de Género de la IdP

Con la presencia del Intendente en funciones, Marco García; la Directora interina de la Unidad de Género, Generaciones y Derechos Humanos de la IdP, Erika Pezzati; Noelia Millán, Directora del Área de Transversalidad del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y Noelia Ojeda, del Departamento de Mujeres Afrodescendientes del Ministerio de Desarrollo (Mides), se realizó en la Biblioteca Municipal, un encuentro sobre políticas de transversalidad de género en la gestión, desde la perspectiva de la igualdad y los derechos, para Directores, Jefes y Encargados del Gobierno Departamental.

Con la presencia de las profesionales mencionadas, la Intendencia da otro paso hacia un tratamiento serio en las políticas de Género.

Millán señaló que para Inmujeres y el Mides, el trabajo con los que están en los territorios, con el segundo y tercer nivel de gobierno es fundamental, de lo contrario, "es imposible cumplir con el mandato de llevar adelante una política de Estado”. Hay un aprendizaje: "saber de dónde parte el otro. La heterogeneidad con el que lo hacemos, es fundamental”.

En cuanto a las políticas de Género sostuvo que las trabas son de índole cultural porque en Uruguay, "que nos pensamos que todos somos iguales, a la hora de la realidad material, tenemos muchas cosas naturalizadas, como la doble o triple jornada que tenemos las mujeres. El trabajo pago y el no pago que tenemos y cómo incide eso en las oportunidades de desarrollo".

Se refirió a las formas más duras de violencia basada en Género como la desigualdad, hasta la vida cotidiana de las mujeres; a la brecha que significa la realidad salarial y la representación política. "Nos falta un trecho largo para llegar a la igualdad, en ésta y otras dimensiones”.

Al señalar la paridad de Género en los espacios de conducción de la IdP, sostuvo que “eso es más que importante. Las mujeres, estando en cargos de poder, abren espacios e identifican la agenda de las propias mujeres. Ponemos cosas domésticas en la vida pública: la necesidad de cuidados, conocer el trabajo en casa, lo que, a la vez, genera una política más integral”.

Noelia Ojeda destacó la importancia de incluir la variable étnico racial en los programas y registros del Mides. Aunque falta mucho, "hay compromiso político, moral, ético. Vamos generando fuerza para continuar. Entendemos que el racismo, o la discriminación racial, afecta a toda la sociedad. En el mercado de trabajo se pierde fuerza, perdemos capital humano, económico y otros derechos”.

Existen dos pilares: Género y afrodescendencia, generadores de más discriminación. "Comprendemos que no es lo mismo ser mujer, afrodescendiente, del Interior; que mujer, blanca, de Montevideo. El modelo que se impulsa desde el Ministerio intenta revertir y generar igualdad”, concluyó.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3