promocion

ciudad18 001Luego de completar una travesía que comenzó temprano a la mañana de este 3 de junio en Chapicuy, la antorcha con la llama votiva arribó a Paysandú para dar inicio a los festejos del 155 aniversario de la declaratoria de Paysandú Ciudad. Coordinados por la Dirección de Deportes, los atletas voluntarios recorrieron unos 100 kilómetros para concluir en Plaza Artigas, donde un grupo de escolares encendió el pebetero que arderá durante los festejos.

La llama ya arde en Plaza Artigas

Próximo a las 15:00 de esta tarde, alumnos de la Escuela 21 de Casa Blanca, encendieron el pebetero instalado en Plaza Artigas dando por inaugurados los festejos de los 155 años de la declaratoria de Paysandú Ciudad, concretada el 8 de junio de 1863.

La antorcha con la llama votiva, en manos de un grupo de corredores voluntarios, partió temprano a la mañana desde la Alcaldía Chapicuy, para completar una travesía por Ruta 3 que incluyó las localidades de Quebracho y Lorenzo Geyres, para concluir en Plaza Artigas.

Tiempos históricos y emblemáticos

Como estaba previsto, próximo las 8 de la mañana, frente a la Alcaldía de Chapicuy, el secretario general de la Intendencia, Mario Díaz, ascendió los peldaños de escalera instalada junto al pebetero y encendió la antorcha que trasladaría la llama votiva hasta la capital departamental.

En un acto del que también participó el director general de Promoción y Desarrollo, Guillermo Acosta, la directora de Descentralización, Liliana Geninazza y el responsable de la Unidad de Diálogo con los Vecinos, Gastón Giles, además del alcalde Eduardo Ceballos, Mario Díaz recordó que la celebración de la declaratoria de Paysandú Ciudad remite a “un hecho histórico”, que además fue emblemático para la ciudad, ya que a partir de allí “se sentaron las bases del Paysandú actual”.

“Un momento histórico que, paradójicamente, sentó las bases del desarrollo de Paysandú como ciudad, con una serie de proyectos que comenzaban a gestarse en ese momento; pero también, paralelamente, al finalizar ese periodo, se produce una de las etapas más trágicas y dolorosas para Paysandú, además de emblemáticas”, afirmó el secretario general, refiriéndose a los hechos históricos de 1864 y 1865.

El espíritu de Paysandú

En la gélida mañana de domingo, ante el grupo de atletas a punto de iniciar la travesía, Mario Díaz evocó el espíritu de Paysandú y felicitó a quienes asumieron el desafío de cumplir con la simbólica tarea de trasladar la llama hasta la ciudad que está a punto de festejar los 155 años de su declaración como ciudad.

“Somos conscientes del sacrificio que harán con el traslado de la antorcha”, subrayó.

A la vera de Ruta 3, mediante un sistema de relevos transportados en el ómnibus de la Intendencia, los atletas completaron el recorrido y próximo a las 13 ya estaban a unos 15 kilómetros de Paysandú.

Tras ingresar a la ciudad por Avenida Wilson Ferreira Aldunate, realizaron un recorrido por varias calles para, próximo a las 15:00, arribar a Plaza Artigas, donde la antorcha fue puesta en manos de alumnos de la Escuela 21 de Casa Blanca, quienes se encargaron de encender el pebetero y dejar oficialmente inaugurados los festejos.

En la ceremonia también participó el director general de Promoción y Desarrollo, Guillermo Acosta; el director de Deportes, Julio Logiurato y la referente de Deporte Comunitario, Victoria Richart.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados