promocion

imagen 002

Dependiente de la Dirección de Desarrollo Sustentable del Departamento de Promoción y Desarrollo, el área de Desarrollo Rural trabaja actualmente en varios frentes, concentrándose e impulsando todo lo relacionado a la producción familiar, de carácter asociativo, así como proyectos de incentivo e introducción de buenas prácticas en el sector hortícola y lechero, a través de un abordaje regional e interinstitucional.

Diversas líneas de trabajo

En este marco, vienen desarrollándose varios programas, como los denominados Espacio Huerta y El Valor de lo Saludable, donde la Intendencia –explicó Sandra Zibil, responsable del área- trabaja “en dos áreas estratégicas” como la promoción de la huerta urbana y periurbana, en pequeños espacios, así como en promoción de buenas prácticas en el sector hortícola.

El incentivo a la generación de huertas urbanas y periurbanas, de perfil familiar, permite  “potenciar aquellos terrenos improductivos” y a la vez “propiciar el consumo saludable de productos surgidos de la autoproducción”, en tanto, paralelamente, “trabajar en algo más lúdico, recuperar cultura en la producción y también vincularlo “con lo saludable”, dijo la directora de Desarrollo Rural.

“Es decir, qué aspectos a nosotros, como Intendencia, nos preocupan respecto a cómo se está alimentando la población; en qué cosas puede mejorar; qué productos son saludables”, añadió y recordó que, actualmente, “hay una demanda cada vez más fuerte de aquellos productos que son saludables”.

Entre otras acciones, el programa Espacio Huerta brinda asesoramiento y entrega semillas a los propietarios de huertas familiares, tanto de la capital departamental como de localidades del interior.

En línea con el gobierno nacional

Estos programas y otras acciones desarrolladas desde la Intendencia coinciden con las políticas del Ministerio de Salud Pública en cuanto a la promoción de hábitos saludables vinculados a la alimentación y a la prevención de enfermedades no transmisibles.

“Se combinan un sistema de producción, un tipo de producción, un producto, hacia un consumo saludable”, agregó Zibil.

En esta misma línea, Desarrollo Rural también trabaja en elaboración de un proyecto orientado al trabajo de los productores hortícolas, que hace hincapié en la introducción de “protocolos de buenas prácticas” y, en algunos casos particulares, promueve la producción agroecológica.

Los protocolos de buenas prácticas en la horticultura –explicó- refieren al mejor uso del suelo, utilización de productos más amigables con el medio ambiente y no utilización excesiva de agroquímicos, sustituyéndolo –en algunos casos- por “un control biológico”.

 

Artículos Relacionados
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3