obras

imagen 008

Tal como anunció el Intendente Caraballo a los vecinos del barrio, en las últimas horas la Intendencia inició trabajos preparatorios de la urbanización integral de El Roble, intervención que demandará una inversión de unos 50 millones de pesos. En primer término se hacen cateos para determinar a qué profundidad se colocará la tubería que canalizará los pluviales hacia el río Uruguay, brindando una solución a un histórico problema del barrio.

“Arrancamos los primeros días de noviembre”

El viernes 20 de octubre, en reunión con los vecinos, el Intendente Caraballo comprometió el inicio de las obras de urbanización integral de barrio El Roble, afirmando: “arrancamos los primeros días del mes de noviembre” e informó que la intervención demandará una inversión de unos 50 millones de pesos que se financian con el Fideicomiso I, con recursos del Fondo de Desarrollo del Interior y recursos de la propia Intendencia.

Cumpliendo con lo anunciado, en las últimas horas el Departamento de Obras de la Intendencia comenzó las actividades en el barrio delimitado por las calles Baldomero Vidal (al Oeste), Luis Batlle Berres (al Este), Antonio Estefanell (al Norte) y Ayuí (al Sur).

También en éste barrio, como sucedió en Delpero y La Curtiembre – Casa Molle, ya concluidos, y como será con los barrios Solari y Gamundi en plena ejecución, la intervención será integral y permitirá solucionar históricos problemas vinculados a los desagües de pluviales, la construcción de cordón cuneta y veredas, pavimentación de las calles e incorporación de tecnología LED a la red de alumbrado público.

Se realizan cateos para ubicar cañería subterránea

El director de Obras, Gonzalo David de Lima, explicó que “comenzaron a realizarse los cateos” para determinar a qué profundidad se colocará “la tubería subterránea que facilitará el escurrimiento de agua de lluvias de la cuenca de todo el barrio hacia el río Uruguay”.

Esa intervención se considera “un desafío por la planimetría de la zona donde no existen pendientes importantes” y se valora que permitirá una solución definitiva a históricas dificultades de los vecinos que muchas veces veían varias partes del barrio anegadas por carecer de desagües para pluviales.

El jerarca explicó que se trabaja “con precaución para ubicar precisión la profundidad en la que irá la cañería” considerando que, entre otras interferencias para instalar los tubos, por calle Baldomero Vidal está instalada la tubería del servicio de gas.

Una vez concluida la tarea de cateos y diseño del trazado se iniciarán los movimientos de suelo que correspondan para iniciar la colocación subterránea de los caños.

Una obra integral diseñada y ejecutada por la Intendencia

Como resultado de la obra, el barrio tendrá infraestructura para evacuación del agua de lluvia, cordón cuneta, badenes y obras de arte, pavimentación con micro carpeta asfáltica, una nueva red de alumbrado público con tecnología Led así como la accesibilidad a través de las veredas con las correspondientes rampas para los casos de personas con dificultades motrices.

“El esquema de trabajo es el que venimos realizando en otros barrios y que entendemos es la mejor forma de aprovechar los recursos, considerando que se trata de una obra de calidad y que la Intendencia volverá con tareas de mantenimiento más distanciados en el tiempo lo que permitirá disponer de recursos para realizar trabajos en otras zonas de la ciudad”, destacó David de Lima.

El proyecto que se ejecutará fue elaborado por la Unidad de Diseño del Departamento de Obras y toda la obra será realizada por funcionarios y con equipos de la Intendencia.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados