obras

imagen 008

Sigue la obra de urbanización de los barrios Solari y Gamundi “alcanzando un buen nivel de desarrollo, de acuerdo a lo planificado, aun cuando se dieron registros pluviométricos muy altos que superaron la media y que nos dificultan el trabajo”, informó el director de Obras de la Intendencia, Gonzalo David de Lima.

imagen 005

imagen 006

Con una inversión de unos 54 millones de pesos, que surgen del Fideicomiso I, la Intendencia dotará a esa zona ubicada en el Noreste de la ciudad, de la infraestructura “que mejorará sustancialmente la vida de sus habitantes y marcará un antes y un después en cuanto al acceso de los servicios”.

La obra

La intervención incluye el rebaje de varios tramos de calles que superaban la altura del piso de las viviendas, nivelando las arterias con los umbrales lo que en algunos casos implicó retirar material hasta por un metro de profundidad.

Se construirán alcantarillas y bocas de tormenta para solucionar definitivamente los problemas vinculados con los desagües de pluviales y se pavimentará con carpeta asfáltica para lo cual serán necesarias poco más de 2.300 toneladas de ese material. Se incluye la construcción de unos 5.000 metros lineales de cordones, unos 7.500 metros cuadrados de veredas que aseguran accesibilidad, el recambio de todas las luminarias de la red de alumbrado público y la incorporación de arbolado en las veredas.

Ahora se hacen veredas, cordones y badenes

“Hay tres cuadrillas apostadas en el lugar. Una trabaja por la calle Proyectada 91, otra va por la Proyectada 14 y una tercera se desempeña por la continuación de Charrúas para llegar a la Proyectada 89”, informó el director.

Las tres cuadrillas trabajan de manera simultánea en la construcción de cordón cuneta, badenes y vereda “para ir dejando prontas la zonas y después no tener que volver para hacer las tareas”, explicó.

Rebajes en altura de calles para evitar anegamiento de viviendas

La necesidad de rebajar el nivel de las calles para que las arterias no superen en altura los pisos de las viviendas es una de las particularidades de esta obra, acción que ha demando un importante movimiento técnico “dado el enorme volumen de material que hemos movido”.

Por ejemplo, en algunos tramos de calle Ayacucho se debió rebajar la altura de la calle hasta un metro “para salvar umbrales de ciertas viviendas, sobre todo las que están en la acera Norte que si no fuera por ésta corrección de la calle quedarían debajo de la misma y por lo tanto con problemas para evacuar los pluviales hacia los cordones lo que generaría daño a los vecinos”.

Cierre del año “muy cercanos a la finalización”

Concluida esta etapa “se comenzarán los trabajos de conformación de calles y luego vendrá la pavimentación a través de aplicación de carpeta asfáltica”. Si bien las precipitaciones que se han registrado, incluso en registros superiores a los promedios, “han complicado el desarrollo del plan de trabajo hemos logrado un buen avance y esperamos para el cierre de año estar muy cercanos a la finalización”, informó David de Lima.

Si bien la conclusión está prevista para 2018, cuando termine el año que transitamos “el cordón cuneta estará muy cercano a finalizarse lo mismo que la conformación de las calles para redondear esta intervención en los primeros meses del año entrante”.

Obra “de gran porte”

El director destacó también “el gran porte que tiene la obra” en referencia a que se trabaja “en una zona amplia, que incluye dos barrios, unas cuantas cuadras y con tareas de magnitud como la nivelación de las calles” por lo que reafirmó el valor de la planificación y el desempeño de los trabajadores de la Intendencia “como elementos claves para lograr el avance que ya se alcanzó”.

 

imagen 007

imagen 009

imagen 010

imagen 011

imagen 012

imagen 013

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados