obras

lachapita 001Como parte del abordaje integral que la Intendencia - junto a organismos nacionales- desarrolla en barrio La Chapita y la zona circundante afectada por crecientes del río Uruguay, se continúa con las intervenciones en la zona.

Integralidad para recuperar espacios

Coordinada por el Departamento de Obras con la participación de varias reparticiones de la Intendencia como Vivienda, Vialidad, Alumbrado, Ordenamiento Territorial e Inspectoría de Control Territorial el pasado sábado se concretó una jornada de trabajo en la zona de barrio La Chapita.

En esa área, cuyos vecinos están asentados en terrenos contaminados y expuestos a la creciente del río Uruguay, el gobierno que lidera Guillermo Caraballo junto a instituciones nacionales, interviene con una visión integral para evitar los efectos antes mencionados para la población y recuperar definitivamente los espacios inhabitables para la comunidad.  

"Se viene trabajando con las familias que no pueden estar asentadas allí", explicó el director de Vivienda, Marcelo Romero. La creciente los afecta y ante esto, la Intendencia "tiene la intención de elevar la cota de seguridad a 6,50 metros". Paralelamente se continúa con la relocalización de las familias asentadas en terrenos contaminados por metales pesados. Romero reafirmó el valor de trabajar en la zona desde "todas las aristas".

Intendencia y Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) llevan adelante relocalizaciones de grupos que dentro de algunas semanas se terminarán. Significa que una importante cantidad de vecinos se trasladarán definitivamente, con lo cual se cumplirá un gran objetivo. Otra línea de esa cartera de Estado es la compra de viviendas usadas, que ha tenido buena aceptación entre varias familias.

Esto permite dejar espacios libres pero quedan las construcciones y "es allí cuando la Intendencia llega para demoler las que no son aptas para afincarse", con el acuerdo de las familias que se van trasladando desde esos lugares por ser beneficiarios de realojos u otros planes del MVOTMA.

Responsabilidad estatal

La Intendencia paralelamente limpia la zona y coloca cartelería indicativa en los sitios donde se desarrollan los trabajos. "Son espacios que se van a resignificar, con equipamiento urbano, nuevos espacios públicos" para que "en la medida que se vayan creando, pasen a ser utilizados por toda la comunidad" acotó Romero, haciendo mención al proyecto que está en etapa de elaboración y que es financiado por Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

A su vez, la Inspectoría de Control Territorial creada por el Intendente Guillermo Caraballo tiene la potestad de fiscalizar y controlar que no ocurran nuevas ocupaciones en terrenos no aptos para habitar.

Estas situaciones hay que evitarlas, con voluntad, cambiando la metodología, con controles, evitando que el problema se transforme "en un círculo vicioso" que implica el destino de importantes recursos pero sin dar solución definitiva a los residentes en ese lugar en esa situación.

El director de Vivienda reflexionó acerca de la labor coordinada que realiza la Intendencia entre sus distintas áreas y en la coordinación con los organismos nacionales: "tenemos la obligación y la responsabilidad de hacerlo de la mejor forma" y en este sentido, la importancia del abordaje integral, con relocalizaciones, programas de compra de viviendas usadas, resignificación del espacio, fiscalizaciones en los terrenos, lo que, "unido a las obras de los accesos al puerto que dinamizará la zona terminan por cerrar el proyecto para la recuperación de esa zona", finalizó explicando Romero.

 

Artículos Relacionados
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3