imagen 005

“Fue un año de decisiones importantes”, afirmó el Intendente al valorar las acciones emprendidas en 2017. Caraballo hizo notar los logros que surgen de las decisiones de gobierno y puso como ejemplo las medidas aplicadas para mejorar la situación del tránsito. El jerarca destacó la planificación, el diálogo con el gobierno nacional y la recuperación de peso político para conseguir mejoras para el departamento “muchas de las cuáles se concretarán en 2018”.

Tránsito: del “desastre” a la mayor reducción nacional de la siniestralidad

Caraballo señaló entre los principales logros del gobierno departamental en el año que termina la aplicación de una serie de medidas instrumentadas para mejorar la situación del tránsito, que era una de las principales preocupaciones de la ciudadanía.

Afirmó que también en esa materia 2017 fue “un año de decisiones importantes” y reconoció que algunas “fueron bastante resistidas” pero valoró los resultados positivos de las innovaciones y que la sociedad “fue adaptándose” a ellas.

Recordó que al asumir el gobierno este aspecto de la gestión de la Intendencia y de la dinámica de la ciudad “era un desastre”, por lo cual fue necesario planificar un proceso paulatino de mejoramiento, que atendiese todos los aspectos de esta problemática.

Es así que se fueron encadenando acciones entre las que enumeró: “un diálogo social” que incorporó a diferentes actores, la convocatoria a la Guardia Republicana para restablecer la presencia de la autoridad en las calles, al tanto que se avanzaba en un plan integral de mejoras. De esa manera surgió “un paquete de medidas” para generar orden y fluidez en la circulación que incluyó la ampliación del área de estacionamiento tarifado, la generación de más calles preferenciales y la ampliación del espacio para transitar en calles céntricas a través de la limitación de los estacionamientos sobre la mano derecha de esas arterias.

También se amplió el cuerpo inspectivo, se incorporó tecnología y se reforzaron los controles, lográndose una sensible baja en los índices de siniestralidad, fundamentalmente entre la población más joven.

Todas esas medidas favorecen la aparición de resultados cuyo impacto se cuantifica a través de mediciones que realizan organismos nacionales y que en este caso indican que Paysandú es el departamento que logró la mayor reducción de la siniestralidad, obteniendo una baja del 25 % “lo que implica que menos sanduceros y especialmente gurises, que eran los más afectados”, hayan protagonizado esas situaciones.

Obras para todos

Al valorar las obras desarrolladas durante el año que termina, el Intendente destacó la urbanización integral de barrios, caso de Delpero, La Curtiembre - Casa Molle, Solari - Gamundi y El Roble, cuya obra comenzó en los últimos días; además de la pavimentación de caminos rurales identificados como neurálgicos en el traslado de la producción, avenidas y calles de la ciudad.

Anunció para 2018 la recuperación de Avenida Soriano y de las calles Instrucciones del Año XIII y Cerrito desde Avenida Salto hasta Alfredo Vázquez Varela, arterias en las que se registra a diario un importante tráfico en tanto conectan zonas densamente pobladas.

También destacó la recuperación de infraestructuras culturales y refirió a las obras que se ejecutaron en el Teatro Florencio Sánchez que han incluido el recambio del cielorraso, entre otras mejoras, lo que representa que el espacio quede operativo con reinauguración prevista para el mes de marzo 2018 y la generación de un espacio cultural en el ex cine Astor, en plena etapa de construcción, “en un lugar que estaba abandonado desde hace años”.

En el año que viene comenzará la construcción de tres cooperativas de viviendas en el predio de la ex Paylana que surgen en el marco del proceso de reconversión del lugar.
Mientras que también en 2018 se iniciarán cursos y carreras de la Universidad de la República y de UTU en la ex terminal, espacio cedido por el gobierno departamental para esos fines y que demandaron intervenciones que lo pongan en condiciones de albergar esas propuestas.

En cuanto a la generación de más espacios para el uso público, destacó la construcción de la ciclovía paralela a Ruta 90, que estará lista en los primeros meses de 2018, y la transformación del ex muelle de la Shell, que será remodelado y reabierto a la ciudadanía, con características de paseo peatonal.

Jerarquización del Paseo Costero

Caraballo indicó que “una de las grandes apuestas y obras” que realizará la Intendencia en la zona costera, comenzando en el segundo semestre de 2018, será una intervención de grandes dimensiones en el Paseo Costero, desde el Yacht Club hasta la zona del Club Remeros.

“Esa obra extenderá el Paseo Costero. Será algo que todos los sanduceros van a disfrutar, porque una ciudad de cara al río es más disfrutable para sus habitantes, porque tienen la posibilidad de realizar diversas actividades, deportivas, culturales”, subrayó.

Las intervenciones en infraestructura en la costa se complementan con el mejoramiento de los servicios vinculados a la actividad de playa, que tendrán una gran temporada, con importante papel de inversores privados.

Mejoras en centros termales

El programa de mejoramiento y recuperación de infraestructuras también alcanza a los centros termales dado que en Almirón se ejecutan obras de red de saneamiento, lo que se suma a otras mejoras en complejo que demandaron inversiones importantes. En Guaviyú, donde en breve comenzará la construcción de un hotel cuatro estrellas, adelantó que la Intendencia tiene prevista la instalación de equipamiento que reforzará el perfil del centro turístico, vinculado a la naturaleza, a los paseos, al disfrute del espacio.

Paysandú es cultura

Destacó el fortalecimiento de la presencia de artistas sanduceros en la última Semana de la Cerveza; la “apuesta importante” que se hizo a todas las actividades vinculadas al Carnaval, generándose un proceso de descentralización, llevándolo a los barrios, al interior; dotándolo de contenido, con capacitaciones, talleres y otras actividades vinculadas.

Calificó como “exitosa” la experiencia del arribo a Paysandú del programa “Un niño, un instrumento”, que lleva la enseñanza musical gratuita y que se constituye en una herramienta de integración social. “Para mí es de las experiencias más transformadoras”, afirmó el jerarca que mostró su expectativa de que en 2018 la propuesta se extienda e involucre a más que el centenar que participa ahora.

“Sin duda que lo mejor es lo que se viene”, agregó refiriéndose a nuevas reformas que se introducirán en el Florencio Sánchez, que ya tiene una gestora cultural y será el único del interior con foso para orquesta; la apertura del espacio cultural del ex Astor y la generación de la nueva Biblioteca Pública, que se modernizará y pasará a funcionar en la actual sede de Paysandú Innova.

Trabajando para que suceda

El Intendente aseguró que su mayor expectativa para el próximo año es “que se pueda concretar” todo lo planificado, porque al margen de los obstáculos “se ha trabajado para que suceda” y porque la concreción de estos proyectos repercutirá positivamente en el ánimo de la gente.

“Que tengamos viento a favor y que lo concretemos, porque ganaríamos en varias cosas”, afirmó el Intendente y explicó que esta ganancia, por un lado, se relaciona a la generación de infraestructura, como la vinculada a la cultura, al deporte; pero además se relaciona estrechamente al mejoramiento de la autoestima de los sanduceros.

“Que el sanducero vuelva a sentirse orgulloso de un lugar que a veces está como alicaído”, expresó Caraballo.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados