embajadora eeuu 002“La agenda de contenidos de la reunión que mantuvimos con la embajadora fue muy importante, considerando que representa a un país que nos puede dar una mano en varias áreas”, dijo el Intendente sobra la instancia de trabajo que mantuvo junto a integrantes de su equipo de gobierno con Kelly Keiderling.

El departamento que busca nuevas oportunidades

En la oportunidad, la representante diplomática de los Estados Unidos fue enterada “de los proyectos que tenemos como departamento, haciendo foco en algunos en los que nosotros entendemos que ellos pueden colaborar”, explicó Caraballo.

Después de contarle sobre el proceso histórico del departamento, el Intendente dijo a la embajadora que Paysandú se “metamorfosea” en busca de nuevas oportunidades que permitan su desarrollo tras reconocer que “quedó atrás la etapa industrial de oro”.

Informó de un amplio proceso de discusión colectiva en el que se analizan alternativas para el desarrollo del departamento, en un espacio que cuenta con el respaldo de los empresarios e industriales y el PIT CNT y en el que participa Roberto Kreimerman como referente. A partir de esas experiencias se han definido cuatro grandes áreas, en las que eventualmente el departamento podría desarrollarse, para lo cual se procesa la contratación de consultorías internacionales que además de investigar sobre las posibilidades concretas tendrán que establecer vínculos con posibles inversores. Esas áreas son: turismo, logística, logística para los nuevos negocios y tecnologías aplicadas a la actividad agropecuaria.

En ese marco, destacó el rol de la Intendencia que “toma la iniciativa de impulsar el desarrollo del departamento”, buscando “oportunidades para la gente” y apelando a reforzar “la autoestima, que podamos convencernos de que podemos estar mejor, que podemos lograr cosas importantes”.

Apoyos para Paysandú Innova y oportunidades para los jóvenes

Respecto a los planteos, dijo que se solicitó apoyo para el desarrollo de la segunda fase de Paysandú Innova que se implementará en la ex fábrica de Paylana. Para la concreción “ganamos un proyecto que nos permitirá ejecutar durante dos años una iniciativa para impulsar el acceso a la tecnología pero le falta mayor impulso”. Caraballo expresó que a través de “los muy importantes centros que tiene Estados Unidos” se podría recibir ayuda que “potencie” la experiencia sanducera.

Además, el Intendente transmitió la inquietud de que los jóvenes de Paysandú puedan acceder “a los programas que fomentan el liderazgo y el emprendedurismo” a través de la llegada al departamento de “becas y experiencias de intercambio”.

También se planteó la aspiración de que la Embajada apoye la puesta en marcha de la que se ha denominado como “Biblioteca del Siglo XXI” que, según lo que se planifica, se instalará en la actual sede de Paysandú Innova y que busca generar, además de un servicio convencional de biblioteca, una serie de propuestas que adapten la oferta al tiempo que corre y que la hagan atractiva a los más diversos públicos.

La diplomática contó que en su país también se dan discusiones con el cometido de actualizar los servicios de las bibliotecas y asumió la tarea de concretar algunos contactos con organizaciones que puedan aportar experiencias sobre espacios en los que se complementan el libro convencional y las nuevas tecnologías.

La iniciativa de desarrollar turísticamente Corrales de Abasto

Si bien hoy se trata de una idea, Caraballo planteó la inquietud de acceder “no ahora, pero sí en el futuro cercano” a contactos con inversores con los cuales “conversar sobre la idea de instalar un parque turístico recreativo en Corrales de Abasto”.

Enmarcó la iniciativa en el contexto de lo que viene haciendo el gobierno nacional “que se encuentra estudiando la viabilidad de instalar parques de ese tipo en diferentes lugares del país”.

La Intendencia comenzó a trabajar junto a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) para conocer, a cabalidad, si “hay chances de desarrollar algo en ese sentido” en aquel lugar, sito en la zona de Avenida de las Américas y ruta 3.

Si bien Caraballo definió esta acción como “un paso tímido” la defendió en tanto es, efectivamente, “un primer paso para tener ciertos elementos con los que después podamos salir en la búsqueda de inversores”.

Reconociendo “los contactos múltiples” que la embajadora Keiderling tiene con inversores fue que el asunto se puso sobre la mesa aguardando la oportunidad de que se puedan concretar instancias de diálogo con eventuales interesados.

Temas estructurales

El Intendente Caraballo destacó la oportunidad de exponer a la diplomática “los proyectos estructurales” de su Administración, aquellos con los que se plantea “lograr el cambio de Paysandú” y valoró el contacto como una oportunidad para “aterrizar oportunidades de desarrollo para nuestra gente”.

El jerarca estuvo acompañado en el encuentro por el secretario general de la Intendencia, Mario Díaz, el director de Promoción y Desarrollo, Guillermo Acosta, la directora de Desarrollo Sustentable, María José Mannise, y el asesor, Rodrigo Deleón.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados