memoBalance de gestión

Indudablemente, emitir un balance sobre tareas administrativas no se ajusta a los parámetros a los cuales estamos acostumbrados en otras especialidades, pues hablar sobre papeles lleva la carga del comparativo burocracia y éste a su vez la creencia popular de que esto provoca lentitud e incluso despreocupación laboral.

No obstante, ello no impide la realización de un análisis de la labor desplegada, pues ésta se realiza y a veces hasta con creces (llámese presiones, urgencias y similares).

El año 2015 contó con la particularidad del cambio de Gobierno Departamental a mitad de año por razones constitucionales, lo que sin embargo no generó mayores cambios en la ejecutividad, pues se mantuvo la gran mayoría de los recursos humanos, los que cuentan con una vasta experiencia en las funciones a desplegar.

La numerología indica que se dieron ingreso a 2.194 trámites directos (no cuentan los ingresados provenientes de otras reparticiones), se realizaron 4.051 Resoluciones y 784 Oficios. Esto, estadísticamente analizado, seguramente no arroje resultados notorios, pero debe tomarse en cuenta la carga analítica que cada acto administrativo conlleva; no obstante existir capacidad para el despliegue de mayores actos, cuya variable está dada por el período en que se encuentre la ejecución de los objetivos presupuestales de la Administración (previstos o no).

De tal modo surge que nuestra “vedette” por excelencia, “La Resolución”, merece un análisis crítico y objetivo para su ejecución, pues ésta pasa a ser “la voz” del Ejecutivo Departamental y sobre la cual van a primar las órdenes, las reglamentaciones y los posibles recursos administrativos, tratándose entonces de una acción sobre la que debe volcarse una particular atención, sin perder de vista lo que marcan las disposiciones sobre ordenamientos administrativos.

Partiendo de esa base, todas las demás actividades que se desarrollan en la dependencia se enaltecen y potencian al tener el objetivo claramente definido (si la información proporcionada no es buena, se refleja en la carencia de las disposiciones).

Cabe indicar asimismo, que se desarrollan otras tareas menores vinculadas directamente con la organización administrativa que tiene todo organismo.

En referencia a nuestro otro componente (Archivo), podemos decir que se ha notado un marcado y sostenido ingreso de expedientes con tal destino, lo que derivó en una mejora de sus instalaciones para al incremento de su capacidad, circunstancia que aún no ha sido suficiente, estando a estudio y ejecución otras medidas.

Por último, correspondería remarcar un agradecimiento tanto a las autoridades salientes como a las entrantes por la buena disposición y confianza con la tarea que desarrolla la repartición.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3