arguet milka 001Milka Arguet, de Diálogo con los Vecinos

En diálogo con Secretaría de Comunicación, la Coordinadora de la Unidad Diálogo con los Vecinos, Milka Arguet, dependiente del Departamento de Descentralización, realizó un balance de lo actuado hasta ahora y las perspectivas de trabajo para el resto del período.

La Unidad se estableció hace poco tiempo en Sarandí y Herrera, donde funciona la Dirección de Descentralización y Presupuesto Participativo. Funciona de 12 a 17 horas que podría modificarse de acuerdo a la demanda del público. Las reuniones con los vecinos se coordinan de tardecita y “esto significa que luego del horario habitual concurrimos a los barrios. En ese sentido tenemos una total apertura para el horario que el vecino nos demande. Pueden comunicarse al teléfono 47226220 interno 238 o llegar a la oficina para plantear las inquietudes. Cuando se analizan las soluciones el compromiso no es solamente de la Intendencia sino también del propio barrio involucrado. Con las poblaciones del Interior estamos haciendo los primeros contactos, se va a trabajar de la misma manera que lo estamos haciendo en la ciudad”, señaló Arguet.

Vecinos con demandas y propuestas

“Cuando iniciamos la gestión dijimos que se iba a cambiar la modalidad de trabajo, buscando la participación y el involucramiento vecinal. Hoy la participación continúa acentuándose, es positiva a pesar de que tenemos esa demanda continua de los vecinos. Estamos trabajando en nuevos barrios, tenemos en la actualidad 40 barrios con los que hemos hecho contacto en estos tres meses. Esto significa que en el primer contacto informamos cómo va a funcionar la Unidad, luego la participación que lleva un proceso porque hay vecinos que demandan y hay otros que presentan propuestas. A eso estamos dirigiéndonos, al barrio, a los vecinos organizados, a la propuesta y a la demanda. Muchas veces llegan con el planteo de un problema determinado pero también vienen con una propuesta porque consideran que son ellos mismos los que tienen la solución. Esto significa un trabajo en conjunto que lleva a que juntos veamos cuál es el camino a seguir”, dijo la coordinadora.

Ahora la mayor demanda es por espacios públicos

Los vecinos se reúnen, se organizan y hacen el contacto con la Unidad. Se están atendiendo diferentes zonas de la ciudad, no solamente los barrios de la periferia o los que puedan considerarse más vulnerables, sino los barrios céntricos, cooperativos, Sur, Norte. Se les solicita organización, que pasa por formar una Comisión Directiva o simplemente un grupo organizado para trabajar con la Unidad. “Una vez que hacemos el contacto, desde la Unidad realizamos un seguimiento de las etapas que se van cumpliendo en cada situación, en cada barrio”, explicó.

Las demandas son variadas. Al principio eran temas reiterados como el estado de las calles, alumbrado, limpieza de terrenos, servicio de barométrica. Ahora, lo que más surge como necesidad es contar con espacios públicos, arreglo de la plaza, mejorar el espacio para que los niños jueguen. Si bien la solicitud de arreglo de calles y alumbrado continúa siendo una demanda importante, ha descendido. “El tratamiento de las plazas lo iniciamos con los vecinos de Plaza Terra, ahora estamos en Plaza Acuña y planificando los contactos con los vecinos de la zona Puerto apuntando a trabajar con ellos”, anunció Arguet.

Hay nuevas comisiones barriales

“Es bueno anunciar que hay nuevas comisiones formalizadas y otras en formación. En Nuevo Paysandú haremos el contacto esta semana con ellos porque estamos informados que se convocaron y eligieron su integración. Aquellos vecinos de cualquier zona, que quieran venir a consultarnos cómo es el procedimiento, con mucho gusto los atenderemos para explicarles la metodología de trabajo que hemos implantado. La experiencia que tenemos nos dice que los vecinos una vez que se informan, se sienten motivados y formalizan, en tal sentido podemos organizar una reunión donde participen varios de ellos y nosotros concurrimos al barrio y brindamos la información”.

Trabajo sostenido durante los cinco años

“Sabemos que apuntamos a más seguimiento de los barrios, a más vecinos involucrados en este proceso, pero la evaluación es positiva. Los vecinos ven que damos respuesta, que hacemos el seguimiento de las gestiones, que priorizamos, entonces se animan más a participar. Pretendemos además que los niños y los jóvenes se integren porque ellos también tienen ideas y propuestas siendo parte importante del barrio. Este trabajo lo vamos a mantener durante los cinco años”, finalizó expresando la coordinadora.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3