adeyom 001

Desde la asunción de Guillermo Caraballo al frente del Gobierno Departamental, se ha instalado y dado continuidad a la negociación colectiva bipartita. Esto permite conocer las diversas situaciones y estrechar vínculos con el gremio de los municipales, ADEYOM.

Cada miércoles se concreta un encuentro bipartito entre representantes del Ejecutivo Departamental y del sindicato. Hoy participaron integrantes de la Unidad de Salud Ocupacional.

Gastón Giles, en representación del Gobierno Departamental, valoró que desde el inicio de esta Administración a raíz de la voluntad de acercamiento con los trabajadores, ha sido posible evaluar en profundidad variados temas: salariales, la recomposición de la carrera funcional, escala salarial, salud, riesgos laborales, situación del Vertedero, entre otros. “Todos se fueron procesando de a uno”.

Aunque hay avances tangibles, varios están en discusión porque “el que nunca termina es la seguridad en el trabajo, por el que todos se preocupan pero nadie se ocupaba” y si hay una temática central para un gobierno frenteamplista como éste, es que “la riqueza son los trabajadores”.

Recordó que al asumir este gobierno, se verificaban carencias y faltantes como cubiertas para los vehículos o elementos de seguridad, que han sido adquiridos en esta Administración, entendiendo que “se trata de inversiones”. Para complementar estas adquisiciones se anexan cursos de formación y capacitación “porque el trabajador tiene una familia que espera por el y no nos referimos sólo a los accidentes, sino a las enfermedades laborales”. Ejemplificó en este sentido las afectaciones que produce la exposición al asfalto o trabajar en el cementerio.

“No alcanza con la voluntad”

En la reunión de este miércoles, el tema Vialidad fue excluyente porque “tenemos algunas dificultades en el funcionamiento”. Se trata de una dirección “nómade”, ya que funciona en la planta asfáltica y en el Estadio Artigas pero adelantó que este miércoles comenzaron a llegar los materiales para el cerramiento de los galpones que ANCAP cedió en comodato a la Intendencia para centralizar esa dirección. “Nos pone bien que los trabajadores puedan tener un lugar estable”.

Para mejorar, “no sólo alcanza con la voluntad”, dijo Giles, sino volcar importantes recursos económicos. Al principio de la Administración Caraballo, se decidió invertir en Vialidad más de dos millones de pesos en cubiertas. Esto fue necesario, evaluando “el estado de deterioro de la flota”.

Mencionó las últimas adquisiciones para optimizar resultados y mejorar las condiciones del trabajador como las retroexcavadoras para el Departamento de Servicios y Vialidad, una motoniveladora y dos camiones que estarán arribando en los próximos días.

Gastón Giles considera que la recepción de los trabajadores ha sido buena y que –como es el caso de Vialidad- “se va entendiendo que hay que usar chalecos y cascos”.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3
Artículos Relacionados