reunion pay capDiálogo directo y pactos de gestión

En el salón comunal del barrio Pay Cap el Gobierno Departamental planteó una nueva instancia de diálogo con los vecinos para escuchar sus inquietudes y establecer un nuevo pacto de gestión para avanzar en diversos temas.

A partir de un planteo de los habitantes del barrio, la Unidad de Diálogo con los Vecinos, representada en esta oportunidad por su responsable, Milka Arguet y por Sandra Navadián, organizó una instancia de la que participó el secretario general de la Intendencia, Mario Díaz; el director de Tránsito, Federico Álvarez; el director de Vialidad, Gastón Giles y el subdirector de Obras, Marcelo Romero.

“Estamos a disposición para recoger todas las demandas que ustedes plantean”, expresó Mario Díaz al comienzo de la reunión, ratificando el compromiso del Gobierno Departamental de acercarse a la ciudadanía, escuchar sus demandas e informar acerca de las diferentes acciones tanto inmediatas como a mediano y largo plazo para mejorar su calidad de vida.

En esta oportunidad los vecinos de Pay Cap plantearon su inquietud por diversos temas, como la posibilidad de contar con un nuevo estacionamiento para motos; el tránsito problemático en la zona, la presencia de caballos sueltos y la necesidad de mejorar la ingeniería vial de calle Cerrito, obra que estaba contemplada en el proyecto original de fideicomiso que no obtuvo la anuencia de la Junta Departamental.

También reconocieron el trabajo que la nueva administración municipal viene desarrollando en la zona en cuanto al mejoramiento del alumbrado y el incremento de los controles de tránsito.

Respecto a la situación de calle Cerrito, Mario Díaz indicó que si bien la reestructura de esta arteria no se financiará con el fideicomiso de menor monto que finalmente solicitó la Intendencia, igualmente está inscripta en el plan general de mejoramiento del tránsito en Paysandú y por tanto se la dotará de mejor señalización.

En relación a la problemática de los caballos sueltos, se informó que la Intendencia viene tomando cartas en el asunto y, mediante coordinaciones con la Policía, se dio otro respaldo a la tarea de los funcionarios encargados de retirar los animales de la vía pública y ya se han hecho decenas de procedimientos, fundamentalmente en la zona de Camino a Casa Blanca, escenario de graves accidentes vinculados a esta problemática.

Al referir a la complejidad del tránsito en la zona, donde funcionan al menos cuatro centros educativos, Federico Álvarez subrayó: “nos preocupa la seguridad de los gurises”.

Informó que actualmente se lleva a cabo un estudio de ingeniería vial y se duplicará la dotación de inspectores, al tiempo que se procura la puesta en funcionamiento de un radar para fiscalizar el exceso de velocidad, en tanto exhortó a profundizar el diálogo social por el tema e involucrar a todos los estratos de la sociedad, incluidas las autoridades de la Educación.

La Intendencia da la cara

Marcelo Romero ratificó que en estas instancias el Gobierno Departamental busca “dar la cara”, conocer los problemas de cerca y atender de inmediato las urgencias; informar acerca de proyectos a corto y mediano plazo, pero fundamentalmente no prometer cosas que no se pueden concretar.

Es necesario “generar vínculos de confianza”, enfatizó el subdirector de Obras.

Refiriéndose a la situación de la vialidad urbana, recordó que durante décadas en Paysandú no se hicieron inversiones importantes y tampoco se realizaron trabajos de calidad, lo que, sumado a los recientes fenómenos climáticos, ha derivado en una situación de emergencia vial que por diversas vías la Intendencia está tratando de subsanar.

Con fondos propios y otros obtenidos por la vía del fideicomiso –agregó- ya se comenzó a trabajar desde los barrios, atendiendo prioridades; recuperando calles y mejorando el alumbrado.

Giles agregó que, además de atender la emergencia, la Intendencia, celosa en el cuidado de los dineros públicos, también debe subsanar problemas heredados de la anterior administración, como la deficiente planificación de la obra de Doctor Roldán, que derivó en problemas cuya resolución demandará cuantiosos recursos económicos.

Las autoridades departamentales escucharon atentamente los planteos, confirmaron la realización de algunas obras, como el estacionamiento para motos, y se comprometieron a analizar y buscar soluciones para el resto de los pedidos.

El Gobierno Departamental continuará planteando instancias de diálogo con la ciudadanía y estableciendo pactos de gestión.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3