gabriela jesus 004La Intendencia, a través de Secretaría de Familia, aporta “control y seguimiento” a un programa que se desarrolla gracias a un acuerdo con el Ministerio de Transportes y Obras Públicas y que permite que 23.557 jóvenes sanduceros viajen gratuitamente a sus lugares de estudio. La encargada de la repartición, Gabriela Jesús, explicó que la oficina realiza el seguimiento para verificar que los muchachos efectivamente usen el beneficio. Al mismo tiempo, desde el Departamento de Descentralización, se coordina otra acción que permite que otros 210 muchachos vayan a estudiar.

Beneficio que llega a 23.557 jóvenes

La encargada de la Secretaría de Familia del Departamento de Servicios de la Intendencia, Gabriela Jesús, informó que 23.557 jóvenes de todo el departamento de Paysandú reciben gratuitamente los boletos que les permiten llegar a sus centros de estudios. El beneficio surge de un programa que se instrumenta mediante un acuerdo celebrado entre la Intendencia de Paysandú y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

La funcionaria informó que la propuesta incluye a estudiantes de Secundaria, Educación Técnica y del Centro Universitario siempre que no tengan más de 20 años de edad y que “la mayoría de los jóvenes utiliza el servicio urbano de pasajeros” pero que también se brindan boletos para líneas que conectan localidades del interior con la capital departamental.

El programa, denominado Boleto Estudiantil Gratuito, también incluye a estudiantes de institutos privados “que tengan becas completas”.

Detalló que el 77% de los abonos que se entregan son para el uso en los servicios urbanos y el restante 23 % de los boletos “son para jóvenes que viene del interior a la ciudad”, entre ellos los que residen en el Hogar Estudiantil de la Intendencia.

Con esta iniciativa el gobierno nacional en acuerdo con el departamental genera una herramienta que favorece la asistencia de los jóvenes a clases independientemente de la condición económica de su núcleo familiar, abatiendo una situación que podría generar la desvinculación con el sistema educativo.

Trámites

Jesús explicó que los trámites se realizan al comienzo del año lectivo, en el propio centro educativo al que el joven asiste. La acción implica el ingreso de una serie de datos a un programa en línea creado por el Ministerio y que llama Sistema de Gestión Corporativo. Para la adjudicación del beneficio se considera, por ejemplo, “la distancia del hogar de los interesados con el centro educativo”. En ese sentido se exige que el lugar de residencia del interesado esté a más de diez cuadras de su lugar de estudio para que sus datos sean ingresados al sistema.

El Ministerio de Transporte transfiere los recursos para el funcionamiento de la propuesta y la Intendencia, a través de la Secretaría de Familia, “hace el control y el seguimiento mensual del servicio que presta cada una de las empresas involucradas”.

Esa dependencia recibe los listados de los jóvenes que viajan en cada uno de los servicios “y allí se controla que los nombres no se repitan y que los jóvenes realmente viajen”.

Otros 210 jóvenes participan de iniciativa coordinada desde Descentralización

Al tiempo que se desarrolla esta acción, desde el Departamento de Descentralización se coordina una iniciativa que permite que otros 210 jóvenes que viven en localidades del interior viajen a su centro de estudios. Esta propuesta también se cumple en acuerdo con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y se instrumenta a través de nueve líneas que llevan a los chicos a sus lugares de estudios que en algunos casos se encuentran en localidades cercanas a sus lugares de origen o bien en la capital departamental, en Guichón o Salto.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados