agua porvenir

En la visita que el Intendente realizó a Porvenir esta semana recibió, entre otras inquietudes, la preocupación de un grupo de vecinos que carecían de agua potable dado que el Municipio dejó de entregarles ese elemento. Caraballo asumió el compromiso de solucionar el problema rápidamente y ya este viernes la Intendencia hizo el primer envío.

El encargado de la Unidad de Diálogo con los Vecinos, Gastón Giles, explicó que no se trata de una solución definitiva pero asegura el acceso al agua que se entregará varias veces a la semana.  

En el marco de las permanentes visitas que el Intendente Caraballo realiza al interior del departamento junto a su equipo de gobierno, el martes 5 de diciembre mantuvo una reunión con diversas organizaciones y vecinos en general del Municipio de Porvenir.

Las autoridades recibieron algunas inquietudes y, entre ellas, “un planteo que para nosotros es central”, afirmó Gastón Giles, encargado de la Unidad de Diálogo con los Vecinos. De esa forma el jerarca definió la demanda de un grupo de vecinos que habían dejado de recibir el agua potable que les llegaba mediante un sistema de reparto en camión que implementaba aquel gobierno local.

Cuando ese servicio se dejó de prestar unas 50 personas, muchos ellos niños y adolescentes, que residen en una zona en la que se dedican a la producción de ladrillos “dejaron de tener agua para el consumo, el aseo personal y también para su trabajo”, informó el funcionario.

Giles reconoció que la tarea “corresponde al Municipio” y lamentó que “el servicio se haya cortado desde el mes de octubre” lo que fue planteado “con firmeza” por los afectados.

Los vecinos “encontraron que el gobierno que conduce Caraballo es sensible a estas cosas” y contó que rápidamente el Intendente dispuso una operativa para hallar paliativos a la situación, comprometiéndose a solucionar el problema antes del fin de semana.

“El martes 5 recibimos el planteo, el miércoles recorrimos el lugar y después de algunos ajustes y preparativos ya este viernes 8 a las 5 de la mañana hicimos la primera entrega”, repasó el funcionario.
La Intendencia adquirió tres depósitos especiales para agua cuya capacidad individual es de 1.000 litros cada uno “que fueron colocados en acuerdo con los vecinos en los lugares que les resultan más accesibles” y les llevará agua potable en camión desde la ciudad varias veces a la semana.

Giles dijo que la solución surge de “una acción en conjunto, transversal, que involucró a varias reparticiones de la Intendencia” y mencionó la tarea del Departamento de Servicios a través de la Dirección de Limpieza y Talleres, de los Departamentos de Descentralización y Obras y las gestiones de Diálogo con los Vecinos.

Este mecanismo de acceso al agua no representa una solución definitiva pero es el medio que resulta más práctico para asegurar el líquido vital hasta tanto se consigan arreglos definitivos.
Pero Giles valoró que la problemática fuera atendida con celeridad “asegurando el acceso al agua, especialmente importante en esta época del año”.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados
Más Artículos
IDP y Liga de Fútbol reciben apoyo de Secretaría del Deporte y del equipo de trabajo de Óscar Tabárez para que Gol al Futuro llegue a Paysandú
Intendencia apoya la iniciativa que promueve Scotianbank para construir una cancha de fútbol 7 con piso sintético en la Escuela 21 de Casa Blanca
El Intendente y vecinos de barrio Las Brisas mantuvieron un fructífero intercambio para dar solución a diversos planteos
En el marco de sus visitas a los barrios, el Intendente Caraballo se reunió con vecinos del complejo I7