federacion imagen 001

El Intendente Caraballo concreta un gobierno de cercanía, desarrollando, semana tras semana, visitas a barrios de la ciudad y localidades del interior. La directora de Descentralización, Liliana Geninazza, destacó esta línea de trabajo que implica asumir compromisos con los vecinos y volver poco tiempo después para verificar los cumplimientos. La jerarca afirmó que ese tipo de gestión prestigia la política y “hace que la gente vuelva a creer” en ella.

Gestos y concreciones que “se valoran muchísimo”

La directora destacó la participación de Caraballo en giras por el interior, “generando un vínculo directo entre el Intendente, su equipo y la gente”. Geninazza explicó que en esas recorridas, que desde su repartición se concretan permanentemente, se desarrollan reuniones con los vecinos en las que “se conocen aspiraciones y necesidades” sobre las que se trabaja para dar respuestas.

En esos espacios se asumen compromisos cuyos cumplimientos se valoran con los propios vecinos, estableciéndose lo que Caraballo define como “pactos de gestión”.

Opinó que resulta muy especial para los habitantes del interior recibir la visita del Intendente y tener la oportunidad de que “ponga el oído para escuchar y resolver los problemas, así como atiende al que vive en la ciudad de cien mil habitantes”.

Con estas acciones, dijo, “la gente vuelve a creer en la política. Cuando el Intendente dice vuelvo y vuelve, la ciudadanía lo valora mucho”.

Soluciones a las demandas

La titular de la Dirección de Descentralización contó que además de demandas puntuales y particulares de cada zona, existe una aspiración común en el interior sanducero que tiene que ver con la recuperación de los caminos. La Intendencia trabaja para atender este histórico reclamo, habiendo invertido unos 185 millones de pesos, a través de varios programas y en sólo 24 meses, para poner en condiciones más de 80 tramos de caminos rurales.

Agregó que en algunos lugares se construyen calzadas ya que no se trata sólo de intervenir en el camino sino también hacer obras de arte, atendiendo situaciones para que la gente transite con normalidad.

Con estas acciones, además de garantizar condiciones para las actividades productivas, se viabilizan las tareas cotidianas, en general. Geninazza ejemplificó recordando algún caso en que “la maestra no concurría porque el acceso al pueblo era imposible y ahora esa problemática se solucionó”.

Si bien informó que los requerimientos recibidos son varios y de diversas dimensiones, enumeró los que tienen que ver con la necesidad de algunas comunidades de contar con un salón comunal y de quienes ya cuentan con ese espacio que procuran mejorarlo e incorporarle más servicios o con la extensión del programa de formación y recreación que se impulsa con docentes de la Intendencia desde Descentralización junto a Servicios y Promoción y Desarrollo.

También surge la necesidad de viviendas y en esa línea la Intendencia articula con el Movimiento de Erradicación de la Vivienda Insalubre Rural (MEVIR) “disponiendo de toda la información que se necesite para coordinar con ellos y encontrar respuestas”, señaló Geninazza.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3