club independiente 001Mediante la firma de un convenio, la Intendencia oficializó la cesión de un predio al Club Atlético Independiente que reúne a unos 120 niños y jóvenes. La institución se comprometió a desarrollar allí un proyecto que una a los vecinos y contribuya a la inclusión. El Intendente dijo estar satisfecho al haber podido dar respuesta a una demanda que data de mucho tiempo.

Comienza un proyecto de fuerte contenido social

El pasado 22 de diciembre el Intendente anunció con beneplácito la cesión de un terreno al Club Atlético Independiente, que desarrolla su actividad en varias categorías del fútbol local. Se trata de un predio de 92 por 64 metros, ubicado en la zona de Enrique Chaplin y Brandao Sosa, que fuera donado en la década del 90 por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande a la Intendencia.

En la mañana de este viernes 30 de diciembre, en la casa de un vecino, junto a la comunidad de la institución que vivió el acto en tono de fiesta, el Intendente, en su última gestión antes de usufructuar su licencia y acompañado por el secretario general Mario Díaz, firmó la documentación que cede formalmente el predio y hace posible el comienzo de un proceso donde ambas partes se comprometen a seguir trabajando para convertir este lugar en un espacio de referencia para la zona.

Muy satisfecho por el acuerdo, Caraballo recordó que estos niños, en su mayoría de contexto crítico, de barrios como P3 y Curupí, tenían que desarrollar sus prácticas en el cantero de una avenida, “con todo el peligro que ello implicaba”, pero ahora contarán con un espacio acorde.

Pacto de gestión

Tras el planteo de la dirigencia del club para usufructuar este predio, Caraballo encabezó gestiones que desembocaron en esta cesión en comodato hasta el final del periodo.

“Nos pusimos a trabajar y en un corto plazo encontramos la solución”, recordó.

Como viene siendo eje central de las políticas de la gestión de Caraballo, la cesión en comodato también implica un pacto de gestión entre la Intendencia y los vecinos, quienes se comprometen a recuperar y mejorar este espacio.

“Es una muy buena acción social a través del deporte. Estoy muy contento; los gurises y la gente que trabaja en el club también lo están”, subrayó.

También destacó “el trabajo social” que, más allá de lo deportivo, desarrolla la institución, que reúne a más de un centenar de jóvenes de barrios como Curupí, Uruguay y Purificación 3.

“Acá hay mucho esfuerzo. Hace 17 años que luchaban por conseguir un lugar para poder practicar”, afirmó.

Un paso importante

“Es un paso muy importante para nosotros”, aseguró por su parte Romina Costa, integrante de la directiva de Independiente.

Recordó que el club “no contaba con un lugar para que los chiquilines practiquen” y ahora disfrutarán de “un lugar cómodo, donde ellos puedan sentirse parte”

Asimismo, destacó la posibilidad de generar un pacto de gestión con la Intendencia e ir avanzando, en primer término, hacia la concreción de la cancha, para luego seguir desarrollando un proyecto que incluirá la construcción de un salón para reuniones.

“Iremos cumpliendo las etapas, paso a paso”, afirmó.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados