servicios

reparacion 001
reparacion 002
reparacion 003
reparacion 004
reparacion 005

Luego de un relevamiento del local de Servicios Médicos, se detectaron serios problemas edilicios e instalaciones eléctricas en un estado que el informe calificó de “deplorable”. Hoy las obras están avanzadas, para brindar comodidad a usuarios y funcionarios.

En principio, la Dirección de Servicios Médicos solicitó a la Dirección de Recursos Humanos, Unidad de Salud Ocupacional, la realización de una inspección técnica sobre las condiciones edilicias donde se prestan los servicios.

El informe reveló que en diferentes áreas se constató la presencia de alargues y cableados de computadoras y eléctricos sin la protección correspondiente; empalmes en cables de llaves térmicas y en uno de los compresores de los consultorios odontológicos; humedades en techos, paredes y en la propia instalación eléctrica, llaves sin protección.

Estos fueron los resultados de la inspección técnica solicitada. La Directora de Servicios Médicos, Beatriz Jardín, señaló que una vez recibido el informe a principios de año, se iniciaron las reparaciones del techo, el pasillo de ingreso, la sala de espera, la oficina de administración, consultorios, el baño y la cocina.

“Las instalaciones eléctricas estaban totalmente obsoletas, los cables por fuera de la pared con llaves de cerámica, donde el año pasado pudimos comprobar que en algunos casos se irradiaba electricidad significando verdaderos riesgos para los funcionarios”, dijo Jardín.

Se le informaron los resultados al Director General de Servicios, Marco García, quien autorizó la compra de los materiales aconsejados por la técnica prevencionista para comenzar la renovación de las instalaciones eléctricas, con una inversión de $ 100.000.

Con mano de obra municipal se cumplió la tarea de cambiar las instalaciones eléctricas que estaban en estado “deplorable”, señaló la directora mientras que para los trabajos de albañilería “se contrató a una cooperativa y significó un gasto de $ 200.000”, manifestó Jardín.
   
En la sala de espera las personas que concurrían para recibir atención debían soportar goteras en varios lugares, por lo que se repararon los techos y humedades. También se pintaron paredes, lo que proporcionó mayor confort, no solamente a los funcionarios sino también a la población que asiste a realizar gestiones.

El informe de la técnica prevencionista expresaba con claridad que resultaba imposible continuar trabajando en un lugar donde existían verdaderos riesgos debido al estado en que se encontraba.

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3
Artículos Relacionados