servicios

artes marcialesEl programa “Encendé el Farol” está dando los resultados requeridos en los territorios donde estos espacios están asentados. Se ha detectado la necesidad de impartir clases de artes marciales en tres de ellos, de acuerdo a los relevamientos realizados mientras que la Escuela Departamental de Artesanía viene dictando cursos con una importante asistencia.

Con respecto a los cursos de artesanía, hay buena participación y quedan lugares, ya que la Intendencia aspira a continuar recibiendo interesados para lograr uno de los grandes objetivos: la descentralización de los diversos aprendizajes.

El proceso demandó un relevamiento de la Intendencia a través del Departamento de Servicios y la Dirección de Desarrollo Humano y Social. En el caso de la Escuela Departamental de Artesanía se seleccionaron los cursos a dictar de acuerdo al interés demostrado por vecinos y vecinas.

En el Farol Comunitario Chaplin (Joaquín Suárez y Andresito), los cursos dictados son Guasquería, Textil y Tallado en madera.

Farol Curupí (Diagonal 200 y Luis Batlle Berres), de Guasquería y Tallado en calabaza.

Farol Suroeste (Silverio Martínez y Entre Ríos), Textil y Tallado en calabaza.

Farol Norte (La Paz y Valparaíso), Textil y Madera.

Quienes estén interesados en asistir (ya que están a tiempo de anotarse), deben acercarse al Farol Comunitario más cercano a su domicilio o dirigirse al Mercado Municipal donde funciona la Escuela Departamental de Artesanía.

Clases de artes marciales

El programa “Encendé el farol” busca la coordinación de los espacios de participación que incluyen aprendizaje de oficios, enseñanza e importancia de buenos hábitos, actividades en grupo, con sus respectivos componentes: salud, cultura, desarrollo y deporte.

En los últimos días, los profesores de la Dirección de Deportes comenzaron el dictado de artes marciales, considerando que es la práctica más adecuada, una vez que se relevaron las necesidades de los jóvenes que viven en las zonas donde están asentados los Faroles Comunitarios.

Es así que en el Farol Curupí se dictan clases de Yudo mientras que en los Faroles Chaplin y Norte, de Taekwondo.

La asistencia a las clases de artes marciales crece en número, por lo que la Intendencia entiende que la diversificación de actividades y la detección de las necesidades de las zonas de acuerdo a sus requerimientos, cumple con promocionar el acceso democrático a las propuestas, respetando la diversidad y demanda de las poblaciones.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados